Ciudad

Morresi pidió a la Fifa que despidan Macri, tras la denuncia por el envío de armas a Bolivia

El legislador indicó: “No puede seguir contando en sus filas con personas que han sido denunciadas por dos países por hechos altamente repudiables”.

Con ya dos denuncias que tramitan en la justicia federal y la posibilidad latente de que la investigación avance en Bolivia y se determine un pedido de detención y extradición, se suman más malas noticias para Mauricio Macri por el presunto envío ilegal de armas a Bolivia en apoyo a la represión de las protestas contra el golpe de Estado a Evo Morales: ahora piden que lo echen de la FIFA.

Quien lo solicitó fue el legislador porteño del Frente de Todos y ex secretario de Deportes de la Nación, Claudio Morresi, que envió hoy una carta al presidente de la máxima autoridad del fútbol mundial, Gianni Infantino, para pedirle que evalúe la salida del ex presidente argentino de la entidad, donde preside la fundación homónima, tras la denuncia por el envío de “material bélico clandestino” a Bolivia, en noviembre de 2019, durante su mandato.

“En mi carácter de ex autoridad máxima del deporte argentino entre 2004 y 2014 y actual presidente de la Comisión de Deportes de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires le solicito, a título personal, tenga a bien considerar la continuidad en su cargo del actual presidente de la Fundación FIFA, Ingeniero Mauricio Macri”, argumenta Morresi en la misiva.

En ese marco, explica que “motiva” su “pedido la reciente denuncia pública efectuada por el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia en referencia a la provisión de material bélico de manera clandestina, de la administración de Mauricio Macri al régimen de Jeanine Añez, con el fin de reprimir protestas sociales ante el golpe de Estado perpetrado contra el expresidente Evo Morales”.

“A la citada denuncia se suma la del propio Gobierno argentino por el hecho delictivo que consistió el envío irregular de armamento y municiones a Bolivia”, agregó el legislador porteño y ex futbolista en la carta, en la cual también mencionó que el material consistió en “por lo menos 40.000 cartuchos AT 12/70; 18 gases lacrimógeno en spray MK-9; 05 gases lacrimógeno en spray MK-4; 50 granadas de gas CN; 10 granadas de gas CS; 52 granadas de gas HC”.

A modo de cierre, Morresi advirtió que la FIFA “no puede seguir contando en sus filas con personas que han sido denunciadas por dos países por hechos altamente repudiables para la comunidad internacional y que contradicen los objetivos institucionales”. Macri fue designado presidente ejecutivo de la Fundación FIFA el 28 de enero del 2020, a poco de finalizar su mandato, para hacerse cargo “de incentivar un cambio social positivo y de reconstruir infraestructuras deportivas dañadas alrededor del mundo”, según consta entre los objetivos de la organización. Para tal objetivo, recibe una abultada “caja” que se incrementó cada año desde el inicio de su gestión allí, con pocos controles.