Politica

Carrió trató de “traidores” a quienes mandan a cortar boleta

Elisa Carrió encabezó un acto de campaña organizado por la Coalición Cívica rodeada de todos los candidatos de su espacio.

“No voy a hablar de política porque si hablo de política meto la pata”, empezó la diputada nacional de Juntos por el Cambio. “Meto la pata, pero digo la verdad. Soy inimputable, ya tengo más de 60 años”, agregó, y un público compuesto en su mayoría por mujeres la aplaudió con efusividad.

Durante la presentación, Carrió comenzó diciendo que iba a contenerse para no generar problemas. “Soy mala, soy bruja”, repetía con un tono burlón que mantuvo a lo largo de todo el acto, mientras se movía de un lado del otro como si estuviera haciendo un monólogo de humor. “Me llaman loca porque dicen que hablo con Dios y él me contesta. ¿Saben lo que pasa? Yo un día tuve que elegir creer entre Dios y Aníbal Fernández y me pareció mas racional creer en Dios”, lanzó y, a medida que la gente le festejaba los chistes, redoblaba la apuesta. “Los que cortaron boleta en la provincia de Buenos Aires son todos unos traidores”, gritó, en uno de los momentos más álgidos de la noche.

También desafió a la militancia de Juntos por el Cambio a “ser generosos y estar en los momentos difíciles” en en una arenga dirigida a los integrantes del mismo frente que “se dan vuelta ante la primera dificultad”.  “Prefiero una minoría firme y consecuente, a una mayoría volátil y oportunista que se da vuelta ante la primera dificultad”, afirmó la cofundadora de la alianza gobernante.

Acompaño a la fórmula presidencial, y hay que acompañar a María Eugenia Vidal. ¡Los de Cambiemos que estén usando el corte de boleta en la provincia de Buenos Aires se llaman traidores!”, se despachó Carrió ante los aplausos de la asistencia. — “Yo recorrí toda la Nación, no saben el afecto, cuando lo llamé a Macri le dije ‘mirá, ¡esto está divino!’. Yo no sé por qué tienen miedo. Solo tienen miedo los cobardes. Para mí es la gloria o Ezeiza, y Ezeiza también es mi gloria, porque Dios entra en Ezeiza”.

Cuando los pueblos construyen con esfuerzo, los funcionarios dejan de tener soberbia. Y cuando los pueblos construyen con esfuerzo dejan de volverse volátiles. ¡Prefiero una minoría del 35 que sea un tronco a una mayoría volátil del 60 que se da vuelta todo el día!” — “Nos shockea la falta de éxito. Tenemos que terminar con las internas entre nosotros, buscar la decencia, y para convocarlos yo le creo a este Presidente, se lo que pasó, y soy dura. Tampoco creo que mejoremos por el acto mágico económicamente, no lo voy a decir. No va a ser así. Pero va a ser. Y lo importante es que sea”.

“En la Nación hay algunos que me dicen ‘yo sé que ya perdimos, que vamos a hacer, tenemos miedo’ y algunos ya se acomodaron, que es lo peor. Esos no son blandos, son acomodaticios”, dijo Carrió. “Vamos camino al triunfo definitivo de la república y el humanismo, más allá de lo que pueda pasar el próximo 27” de octubre, exclamó Carrio.

Volvió a ir contra el premio Nóbel Adolfo Pérez Esquivel por el informe de la Comisión Provincial por la Memoria y pidió que no la “corran por izquierda” en materia de Derechos Humanos. “Soy feminista de acción, por eso armamos un partido fundado por una mujer, que además era gorda, periférica, provinciana y marginal”, declaró y, nuevamente, volvió a reivindicar un “feminismo alternativo” que ya había defendido en otros actos.