Ciudad

Acuña evalúa permitir la repitencia en secundarios porteños

A nivel nacional el ministro Nicolás Trotta había manifestado la posibilidad de que se extienda la promoción acompañada que rigió el año pasado. Esta semana lo discutirá Consejo Federal de Educación.

Una nueva puja se abre en materia educativa entre la Ciudad de Buenos Aires y la cartera nacional. Mientras que Soledad Acuña se inclina por permitir la repitencia en las escuelas secundarias, pese a las dificultades que impuso la pandemia, en el país el ministro de Educación –Nicolás Trotta- había manifestado la posibilidad de que se extienda la promoción acompañada que rigió el año pasado.

De acuerdo a ese esquema, lo que no pudo ser enseñado este año se podría retomar en los años subsiguientes. En contra de esa propuesta, desde el ministerio que conduce Acuña expresaron –según consignó el diario La Nación- que este año la intención es “retomar el esquema habitual”. Así, la posición de la Ciudad apunta a “no extender el concepto de Unidad Pedagógica 2020-2022”, y que si los estudiantes de secundaria no acreditan los contenidos necesarios para pasar de nivel, repetirán el año.

“Hay dos situaciones diferentes, una en la primaria y otra en la secundaria —comparó Lucía Feced, subsecretaria de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa del gobierno porteño—. En la primaria, desde 2016, se trabaja con el esquema de promoción acompañada en la primaria. [En épocas de prepandemia] aquellos chicos que llegaban a octubre con un menor grado de alcance para ese nivel, entraban en un esquema especial con un acompañamiento más focalizado hasta terminar el ciclo, y al año siguiente continuaban con maestros de apoyo hasta que lograran ponerse a tono, por decirlo de alguna manera, con el resto del grupo. Esto es así porque la primaria tiene un formato donde se va avanzando con lo que los estudiantes aprenden el año anterior. Si bien los contenidos se van complejizando es posible armar este esquema. Y hay recursos pedagógicos y experiencia en las escuelas que han dado un buen resultado en el acompañamiento”.

Según reportó La Nación, Feced planteó que el esquema en la secundaria es diferente, porque los chicos tienen una diversidad de materias que no necesariamente se repiten todos los años. “A medida que avanzan, tienen más asignaturas de la orientación o especialización elegida, y menos de la formación general. Entonces es difícil pensar que en los años subsiguientes se pueda cumplimentar con lo que no se alcanzó el año anterior. En el escenario 2020-2021 sí tuvo sentido el concepto de Unidad Pedagógica, y no hubo repitencia. Pero este año estamos avanzando hacia el esquema habitual, por eso implementamos lo que ahora se conoce como segundo boletín, un seguimiento para que los alumnos que deban materias, tanto del año pasado como de 2019, puedan demostrar los conocimientos y ponerse al día”, subrayó Feced, y agregó que a pesar de que la situación es excepcional y que se considerarán los recorridos de cada estudiante, la idea es volver al régimen habitual de la secundaria, sin promoción acompañada. “Por eso es importante la asistencia de los chicos a la escuela”, insistió, en línea con la presencialidad a toda costa que impuso el Gobierno de la Ciudad incluso en los peores momentos de la segunda ola de coronavirus y pese al reclamo de los gremios, que registraron la muerte de más de una treintena de trabajadores y trabajadoras de la educación desde el retorno a las aulas, el 17 de febrero.

El Consejo Federal de Educación, encabezado por Trotta, se reunirá esta semana para tratar la propuesta de prorrogar un año más la actual Unidad Pedagógica 2020-2021.