Politica

Santoro terminó su campaña en Pompeya: diálogo y cercanía

El candidato del Frente de Todos recorrió la Comuna 4, como parte del cierre de campaña.

En medio de un grupo de militantes que lo esperó, Leandro Santoro saludó y organizó el timbreo por la Comuna 4 que funcionó como cierre de campaña en la Ciudad de Buenos Aires. “No vinimos a sacarnos fotos entre nosotros. Vinimos a buscar el apoyo de los vecinos en las últimas 48 horas. Necesitamos una fuerte organización. La misión no es venir a buscar a los convencidos. Hay que ir a buscar a los que no nos votaron o dudan en votarnos”, dijo el candidato a diputado nacional del Frente de Todos, antes de sacarse una foto general con cerca de un centenar de personas en el boulevar de la Avenida Amancio Alcorta y Pepirí, en Pompeya.

El legislador porteño cruzó la avenida y caminó barrio adentro acompañado por una treintena de militantes, equipo de prensa y periodistas. Mientras pasaba por la vereda del centro juvenil de la Parroquia de los Milagros de Caacupé, le dejó saludos al cura Lorenzo “Toto” de Vedia. “Mandenle saludos, que es amigo mío”, le dijo a un grupito de jóvenes y siguió caminando. El viento y el ritmo acelerado le movían el saco azul permanentemente.

En una esquina, sentados en un bar, dos hombres tomaban cerveza. Santoro se acercó y los invitó a volantear. “Muchachos, ¿nos ayudan a repartir la boleta?”, les preguntó. Los hombres dejaron los vasos en la mesa, se pararon, se sacaron una selfie y se quedaron con las boletas. “Sacá la foto más arriba, vos que sos flaco”, dijo el candidato y siguió caminando mientras repetía: “En este barrio sí que nos quieren”. “Así da gusto. Estadísticamente algo tiene que pasar”, agregó.

En la Comuna 4, integrada por La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya, el Frente de Todos no pudo mantener la victoria que obtuvo en el 2019, cuando disputó la Jefatura de Gobierno. Ese año, con la candidatura de Matías Lammens a nivel local y Alberto Fernández para presidente, el frente se quedó con dos de las quince comunas porteñas: la 4 y la  8. Sin embargo, en las PASO no pudo repetir el resultado y solo se quedó con el primer lugar en la 8. Es por eso que en esta segunda etapa, desde el equipo de campaña programaron varias actividades en la zona sur, sobretodo en los barrios más vulnerables.

Detrás de una ventana enrejada, una kiosquera con voz aguda celebraba la presencia de Santoro. “!Ay! Es Leandro Santoro! !Ay!”, repetía, mientras le sacaba una foto desde el interior del negocio. Desde la parte de afuera, el equipo de campaña registraba la emoción de la mujer para después subirlo a las redes sociales. Sin hablar con la prensa que fue a cubrir la actividad, Santoro llegó hasta la Villa 21-24. Recorrió un par de cuadras por la zona más comercial y mientras caminaba por la calle Santo Domingo, una verdulera preguntó a sus clientes: “¿Es Larreta?”. “No, es el candidato del Frente de Todos”, le respondió un cliente.

Unos metros más adelante, otra verdulera lo llamó y le pidió los papeles para el domingo. El candidato se acercó y, entre sonrisas, le dio una. Mientras se retiraba, un hombre frenó el auto, sacó el brazo por la ventana y le pidió una selfie. Desde la vereda de enfrente, un puestero le ofreció un choripán.

A unos metros, otro hombre dijo en voz alta: “Pasen más seguido por la villa, no solamente para las elecciones”. Con el sandwich de chorizo en una mano y las boletas en la otra, Santoro siguió caminando unos minutos más. Poco más de media hora después de su llegada, con la misma agilidad con la que caminó el barrio, se subió a un auto gris y se fue rumbo a una entrevista televisiva.

En el bar, los hombres seguían tomando cerveza y mientras pasaba el equipo de prensa. Uno de ellos llamó a un camarógrafo y le pidió una foto: “Vení Flaco, vos sos el protagonista de toda la banda”, le dijo y se sacó otra selfie. En el resto de las catorce comunas también hubo timbreos. Candidatos, comuneros, referentes barriales y militantes se distribuyeron por los barrios para pedir el voto para este domingo y achicar la diferencia en la Capital del país.