Ciudad

Vecinos de Saavedra rechazan el proyecto del arroyo a cielo abierto

El proyecto oficial será financiado por el Banco Mundial y comenzará a ejecutarse en mayo del año próximo con un plazo de finalización en el primer trimestre del 2023.

El Gobierno porteño confirmó hoy la obra para la regeneración del arroyo Medrano, a la altura del Parque Saavedra, a partir de la construcción de 400 metros del cauce de agua a cielo abierto, en una iniciativa que es resistida por los vecinos de la zona que evaluaron que será “una canaleta de cemento” que traerá “más contaminación y no ayudará a mitigar inundaciones”.

El proyecto oficial será financiado por el Banco Mundial y comenzará a ejecutarse en mayo del año próximo con un plazo de finalización en el primer trimestre del 2023, según indicaron a Télam desde la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad de Buenos Aires.

La posibilidad de abrir un arroyo en el Parque Saavedra -que cuenta con 1,6 kilómetro de perímetro y está circundado por las calles Pinto, Vilela y las avenidas Melián y García del Río del barrio Saavedra- trascendió a inicios de septiembre cuando el Gobierno porteño llamó a una licitación para la elaboración de un informe de impacto ambiental y social.

Por entonces, los vecinos y vecinas conformaron un grupo barrial desde el cual impulsaron una serie de actividades de protesta que incluyó festivales, charlas informativas y “semaforazos” para rechazar la obra bajo las consignas “No al arroyo”, “No más contaminación” y “No hagan negocios con el Parque”.

En tanto, desde la administración porteña resaltaron que el proyecto se encuadra en el plan hidráulico local, que “tiene como objetivo mitigar el impacto de las inundaciones, generar espacios de disfrute e interacción, y sobre todo, recuperar la relación entre las personas y el agua en la Ciudad”.

“Utilizar los parques y espacios públicos como reservorios temporales de agua es una tendencia en el mundo para que ante la caída de lluvias fuertes el agua se acumule en estos nuevos lugares reduciendo el impacto en las calles”, agregaron en torno a la intención de generar “el primer arroyo a cielo abierto” en el distrito.

El nuevo curso de agua al aire libre tendrá 400 metros de extensión, 70 centímetros de profundidad y atravesará el Parque Saavedra, por el cual corre debajo de su superficie el arroyo Medrano, el cual permanece entubado desde 1940.

“Funcionará como un espacio de almacenamiento cuando la zona se inunda o el arroyo Medrano acaba su capacidad”, remarcaron las fuentes porteñas.

Sin embargo, vecinos del Parque Saavedra no coinciden con el análisis del Gobierno porteño al considerar que será un foco de contaminación y no paliará las inundaciones en una zona de la Ciudad de Buenos Aires, en la cual se registraron varios casos de colapso de agua, entre ellos, el ocurrido el 2 de abril del 2013, cuando fallecieron seis personas tras la caída de 150 milímetros de lluvia en poco tiempo.

“Va a ser una canaleta de cemento que no va a ayudar a mitigar las inundaciones”, dijo en declaraciones a Télam Juan, vecino del Parque desde hace 46 años, quien agregó que “nos quieren arruinar el corazón del barrio que no necesita nada porque es un espacio verde perfecto y no queremos que lo toquen para hacer sus negocios”.

El grupo barrial, además, exigió la posibilidad de mantener alguna reunión con los funcionarios porteños y los representantes de la Comuna 12.

“Como no estamos de acuerdo, no nos llaman y nosotros queremos ser escuchados y que nos den sus argumentos”, plantearon.

Hace más de 80 años, el arroyo Medrano atravesaba el Parque Saavedra al aire libre, hasta que fue entubado con obras de soterramiento del cauce en 1940, que buscaron, según las explicaciones de entonces, mitigar los desbordes de los cursos de agua en barrios en los cuales se vivía un proceso de avance en la urbanización con mayor densidad poblacional.

La superficie de la cuenca del arroyo Medrano, que nace en la provincia de Buenos Aires y desemboca en la Ciudad, en el Río de la Plata, alcanza las 5400 hectáreas y comprende a los municipios bonaerenses de Tres de Febrero, Vicente López y San Martín; y a los barrios porteños de Núñez, Belgrano, Saavedra, Coghlan, Villa Pueyrredón, Villa Urquiza y Villa Devoto.

Via: Ambito