Politica

Boudou responzabilizó a Echegaray

El juez Lijo rechazó que la audiencia fuese filmada y le realizó diez preguntas al vicepresidente. La declaración duró más de seis horas, tuvo dos cuartos intermedios y Boudou afirmó no conocer a Vandenbroele.

Tras más de seis horas, terminó la declaración indagatoria de Amado Boudou ante el juez Ariel Lijo por el caso Ciccone. Hubo dos cuartos intermedios. El primer parate se hizo para almorzar y luego hubo otro durante algunos minutos a media tarde. En el comienzo, Lijo leyó las acusaciones.

Apenas empezada la jornada, hubo un paso en falso para el vicepresidente, ya que el magistrado no permitió el ingreso de una cámara de televisión ni de un taquígrafo para registrar la declaración indagatoria del vicepresidente. El viernes, Lijo ya había desestimado la posibilidad de que la audiencia fuese trasmitida a todo el país a través de la televisión.

Al conocer la decisión, la defensa de Boudou insistió en un recurso de reposición, pero el magistrado descartó cualquier pedido del estilo y dictaminó que la audiencia se realice sin ningún tipo de dispositivo de grabación.

Esta mañana, los abogados ni siquiera habían solicitado grabar el encuentro, sino que se habían limitado a informar que pensaban hacerlo: “Con la intención de no retrasar el acto y de no alterar la organización del juzgado, le adelanto que se procederá a grabar en audio y video la declaración con un sistema similar al que todas las Cámaras de Apelaciones y la Cámara de Casación Penal utilizan en todas las audiencias orales durante la instrucción”.

Según el escrito que se difundió, el pedido es por “decisión personal” y con la “finalidad de preservar un acto de defensa, en función de la gravedad institucional” que significa que el vicepresidente esté imputado en un proceso judicial.

“De forma complementaria, solicito al juez que se autorice que la declaración sea seguida y registrada por un taquígrafo. En este sentido para facilitar la implementación de esta medida que permitirá reflejar todas las manifestaciones de forma textual, se ofrece el taquígrafo oficial del Senado de la Nación”, agregó Boudou.
Al salir de Comodoro PY el vicepresidente aseguró que durante su declaración indagatoria abordó las cuestiones “técnico jurídicas” de la causa y dejó “las políticas para otra instancia”. También anunció que le pedirá al juez Ariel Lijo volver a declarar.

A la vez, sostuvo que publicará su declaración completa en su página de la red social Facebook, pero confirmó que no pudo filmar la indagatoria. “Respondí las preguntas que se me realizaron. Esta declaración tiene que ver con el análisis técnico jurídico de la causa, las cuestiones políticas me las guardé para otra instancias”, subrayó Boudou.

Uno de los jueces opinó que había que llamar a indagatoria a todos los imputados por el fiscal Jorge Di Lello, con el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, a la cabeza. Entre Boudou y Echegaray hay una situación tensa, ya que cada uno deslindó responsabilidades en el otro a la hora de hablar en la Justicia.