Politica

Fuerte debate de los candidatos a diputados por CABA

Los cuatros candidatos más votados, estuvieron el set de TV de TN. Cruces, chicanas, y críticas.

Los candidatos a diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires se cruzaron ayer miércoles en un debate con vistas a las elecciones del 14 de noviembre cargado de cruces, chicanas, cuestionamientos sobre los distintos temas de agenda.


Mientras los postulantes Leandro Santoro y María Eugenia Vidal, del Frente de Todos y Juntos por el Cambio, respectivamente, defendieron las gestiones de los Gobiernos nacional y porteño durante la pandemia, el representante de Libertad Avanza, Javier Milei, centró sus críticas en lo que denominó la «casta política».


Por su parte, la candidata del Frente de Izquierda, Myriam Bregman, dirigió sus cuestionamientos al «poder económico» y la experiencia de gestión de gran parte de sus adversarios, a quienes les reprochó el crecimiento de la pobreza registrado en las últimas décadas. Además, sostuvo que todos los espacios presentes (en relación al FdT, JxC, el liberalismo) habían gobernado y lo que estaba en debate era si la izquierda iba a estar en el Congreso, o no.

El debate, se dividió en tres grandes bloques temáticos: «Calidad institucional, seguridad y justicia»«Política sanitaria en pandemia» y «Economía educación y trabajo», además de los minutos de intercambio libre y los segmentos de preguntas y respuestas.

La Seguridad

En el primer bloque, Santoro y Bregman apuntaron contra los «negocios de la delincuencia» y el «poder económico», mientras Milei planteó que el Estado es «fallido» porque el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández«utiliza información privada para perseguir a opositores y prepotearlos por redes sociales», en referencia al cruce del funcionario con el humorista Nik.

Santoro también recordó que «hace dos años y medio que a la Ciudad le falta un policía», en referencia al oficial Arshak Karhanyan, desaparecido desde 2019.

En tanto, Vidal consideró que «para que haya seguridad y justicia, tiene que haber igualdad ante la ley» porque, de ese modo, «no hay privilegios, no avanzan las mafias y los delincuentes van presos».

En su exposición, Bregman planteó que Milei «habla de la casta pero fue asesor del genocida (exgobernador tucumano de la dictadura Antonio Domingo) Bussi y está con los fachos de Vox en España; ideas más rancias no se consiguen».

Economía

En el bloque económico, Santoro sostuvo que durante el Gobierno de Mauricio Macri «hubo un proceso ruin de tomar deuda para fuga de capitales, donde se tomó deuda por U$S 100 mil millones y se habilitó la fuga para U$S 80 mil millones», porque «hay una concepción de los negocios» en donde se registró «un 3.000% de aumento tarifas servicios públicos».

Por su parte, Vidal señaló que la economía «está peor que en 2019, con más pobreza, sin trabajo y con un país más endeudado», aunque consideró que «hay una salida» con «un acuerdo de cosas básicas».

Milei reiteró sus críticas «al modelo de la casta» en el cual «todos ellos adhieren a una idea de ‘donde hay una necesidad hay un derecho’, pero las necesidades son infinitas y si crean un derecho alguien lo tiene que pagar y los recursos son finitos y derivan en crisis fiscales».

Bregman, en tanto, señaló que «toda la derecha dice que cuanto menos derechos tengan los trabajadores mas trabajo habrá» y aseguró que «eso no es así, ya pasó en los ’90, con un 20% de desocupación».

Salud

Durante el bloque del debate de postulantes dedicado a «Política sanitaria en pandemia»Santoro afirmó que el Gobierno de Alberto Fernández «hizo un esfuerzo enorme para garantizar» la atención del sistema de salud que «había dejado destruido el macrismo».

Por su parte, Vidal contrapuso que en la ciudad de Buenos Aires se otorgaron turnos para vacunarse y en el Gobierno Nacional «funcionarios y militantes se vacunaron antes». Además, destacó la función del ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, y agregó que si no fuese por los estudios de la Ciudad, no se podría combinar la vacuna rusa, con Moderna.

En tanto, Milei planteó que «si Argentina hubiera hecho las cosas como un país mediocre, en lugar de 117 mil muertos hubiera tenido 25 mil», pero lamentó que «la casta no quiso perder sus privilegios».