Ciudad

Comenzó a regir el impuesto para quienes compren con tarjetas de crédito en la Ciudad

La norma entró en vigencia este viernes 1 de enero. La nueva alícuota consiste en un gravamen del 1,2% a las compras y débitos.

Los consumos con tarjetas de crédito en la Ciudad de Buenos Aires comenzaron este viernes 1 de enero a pagar una nueva alícuota de 1,2% por impuesto de sellos.

El Impuesto a los Sellos a las tarjetas de crédito fue incluido por el Gobierno de la Ciudad con el objetivo de recaudar $7.700 millones y consiste en un gravamen del 1,2% a las compras y débitos.

La base imponible de este gravamen serán todas las tarjetas de crédito bancarias, para los consumos tanto en pesos como en dólares, de todas aquellas cuentas registradas con domicilio en la Ciudad de Buenos Aires, aunque su titular resida en otra jurisdicción.

El argumento oficial sobre la medida fue que forma parte de un plan diseñado para equilibrar las cuentas que estaban planificadas previamente a la decisión del gobierno nacional de redirigir un porcentaje de la partida de la coparticipación que percibía la Ciudad, que fue calculado en $52.000 millones.

Al defender el proyecto, el ministro de Hacienda y Finanzas porteño, Martín Mura, explicó que «estos tributos no son un invento de la Ciudad, sino que se aplican en otras jurisdicciones», en relación al cobro de una alícuota de 1,2% a los débitos o cargos del período incluidos en la liquidación o resumen.

La medida fue duramente criticada por las entidades que representan a los comerciantes y a la pequeña y mediana empresa, por entender que se trata de un nuevo impuesto al consumo en momentos en que se impulsa la recuperación de la actividad económica.