Sociedad

Once: Jaime dice que no tiene plata para viajar desde Córdoba y lo autorizaron a faltar al juicio

Por dos votos a uno el Tribunal Oral permite que el ex secretario de Transporte no concurra al juicio por el choque de un tren donde hubo 51 muertos

Dos jueces del Tribunal Oral Federal 2 autorizaron a Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte del kirchnerismo, a no concurrir a las audiencias del juicio por la Tragedia de Once.

En el colmo de la desfachatez, Jaime, procesado en otra causa por enriquecimiento ilícito, adujo cuestiones económicas para no viajar desde Córdoba a Buenos Aires para sentarse en el banquillo de los acusados. El juez Sebastián Casanello procesó en abril pasado a Jaime porque ni él ni sus testaferros pudieron justificar bienes por la suma de unos 12 millones de pesos.

Lo mismo decidieron los jueces Jorge Tassara y Luciano Gorini respecto del pedido que hizo el amigo de Jaime, Pedro Ochoa Romero, también cordobés, y ex interventor de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

El juez Rodrigo Giménez Uriburu votó en disidencia. Señaló que no era justificada la ausencia debido al supuesto «alto costo del traslado» desde Córdoba hasta Buenos Aires. También dijo el juez disidente, que no era atendible el argumento de Ochoa Romero sobre las «implicancias negativas sobre su familia por asistir al juicio». «No es excepcional» dijo Giménez Uriburu en el voto en disidencia. Pero de todos modos, Jaime, un hombre de excelente pasar económico, que viaja en autos último modelo, no asistirá al juicio debido a los «costos» del traslado desde el lugar donde vive hasta donde se realiza el juicio.

El año pasado, en el mes de junio, el ex secretario declaró en indagatoria que ganaba entre «30 y 40 mil pesos por mes», aunque no dijo dónde trabaja.