Sociedad

Cuáles son las sanciones que podrían recibir los barras argentinos que viajen a la final en Madrid

Boca y River jugarán el domingo que viene en España. Además de la ley penal vigente, los hinchas argentinos deberán respetar normas de conducta en el estadio y sus aledaños.

La Conmebol está decidida y no dará marcha atrás: el partido definitivo entre los clubes argentinos se jugará el próximo domingo 9 de diciembre en el estadio del Real Madrid. El cruce genera un gran interés. Muestra de ello es que este fin de semana los argentinos no residentes y los socios del “Merengue” agotaron las entradas que tenían a su disposición, lo que indica que la finalísima se jugará en una cancha repleta.

El sábado 24 de noviembre el barrio de Núñez se transformó en un escenario para todo tipo de ilícitos. Un grupo de personas atacó el micro de Boca con distintos objetos, rompió los vidrios y lastimó a integrantes del plantel. Además, hubo robos de entradas, ataques y destrozos a los automóviles que estaban estacionados en la zona, enfrentamientos con la Policía, grupos que intentaron ingresar sin tickets al estadio y hasta una madre que intentó ocultar bengalas pegándolas al cuerpo de su pequeña hija.

A casi diez días de los incidentes que mostraron la peor cara del país, no hay ninguna persona detenida y es una incógnita la identidad de quienes apedrearon el micro del plantel visitante y provocaron la suspensión de la final que tanta expectativa había generado.

Teniendo en cuenta los antecedentes por los que se suspendió la última Superfinal en Núñez, es válido analizar cuáles serían las sanciones previstas en caso de que se repitan hechos de violencia del otro lado del Atlántico.

España tiene un plexo normativo con varias leyes y decretos que regulan los hechos de violencia en espectáculos deportivos, sin embargo muchos de los actos que se vivieron en los aledaños del estadio de River escapan a la legislación deportiva y pueden ser tipificados como delitos en leyes penales generales.

Por ejemplo, hace dos semanas barras de Hércules y Castellón -dos equipos del ascenso- protagonizaron una batalla campal. A los detenidos por la pelea, se los detuvo y se les abrió un proceso penal. Paralelamente, a las personas identificadas en los incidentes se les prohibió el ingreso a los estadios.

La mayoría de las infracciones que se sucedieron en la Argentina son consideradas infracciones graves. Por eso, los barras de River Plate y Boca Juniors que viajen a Madrid para ver la final de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu podrían recibir multas de más de 90 mil euros (casi 4 millones de pesos argentinos) y hasta ser expulsados de España si provocan incidentes similares a los que obligaron la suspensión del encuentro en el Monumental.

La Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte es la entidad que en España regula las sanciones tanto para clubes como para espectadores.

La última norma sancionada que nació con el objetivo de erradicar la violencia de los estadios prevé penas que se dividen en “leves, graves y muy graves”. El fútbol es el deporte que  aglutina más del 98% de los hechos que requieren de la intervención del organismo.

La reglamentación española establece fuertes penas económicas para quienes sean responsables por situaciones de violencia en torno a espectáculos deportivos: de 150 a 3.000 euros en caso de infracciones leves, de 3.000,01 a 60.000 euros en caso de infracciones graves y de 60.000,01 a 650.000 euros, en caso de infracciones muy graves. El tope fue pensado para los casos en que el organizador del espectáculo sea considerado responsable de los hechos de violencia.

Deja un comentario