Politica

Se duplicaron los llamados por violencia de género en cuarentena

La Directora de la Mujer , Agustina Ciarletta afirmó que se duplicó la cantidad de llamados a la línea 144 en la Ciudad de Buenos Aires.

A pocos días de un nuevo Ni Una Menos, la violencia de género aumenta en la Ciudad. Según informó la titular de la Dirección General  de la Mujer porteña, Agustina Ciarletta, en un encuentro virtual que mantuvo con legisladores y legisladoras de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud, la línea 144 duplicó la cantidad de llamados respecto a la primera semana de cuarentena.

Actualmente, reciben unas 300 consultas diarias, lo que demuestra cómo se incrementa la probabilidad de sufrir violencia en un contexto de encierro. Ante esta situación, desde la dirección comenzaron a capacitar a otras trabajadoras del ministerio que no realizan un trabajo esencial para que puedan sumarse a la asistencia telefónica.

“La violencia de género nos sigue marcado la agenda. El recrudecimiento de una de las situaciones más complejas que tenemos respecto de las políticas de género, como es la violencia hacia las mujeres, sigue siendo uno de los principales emergentes de esta situación de pandemia y tenemos que entenderlo como tal. Las mujeres tenemos que ser prioridad en las políticas públicas adoptadas en este contexto por el Gobierno porteño”, explicó Laura Velasco, presidenta de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud.

También se registró un aumento en la cantidad de mujeres que participan de las reuniones de asesoramiento virtuales. Respecto de las plazas disponibles en los refugios con los que cuenta la ciudad, la funcionaria porteña manifestó que están bastante cubiertas, razón por la cual se está evaluando la posibilidad de abrir nuevos espacios. Además, explicó que está habiendo problemas para garantizar a las mujeres que ingresan los espacios para un correcto aislamiento, durante los primeros 14 días desde su llegada, por lo que se están reviendo los protocolos. También informó sobre el funcionamiento de los Centros Integrales de la Mujer (CIM) y la articulación con el Ministerio Nacional y de la Provincia de Buenos Aires.

Entre las principales preocupaciones planteadas por diputadas integrantes de la Comisión estuvieron la situación de precarización y conflicto laboral con las trabajadoras de la línea 144 y la necesidad de profundizar la difusión de las herramientas con las que cuenta la Ciudad en materia de asistencia a las víctimas de violencia de género y también de la excepción de salir para realizar denuncias y pedir ayuda. “Si las mujeres no están yendo a los CIM es porque no hay difusión. Nosotras que somos legisladoras tuvimos que hacer un rastreo exhaustivo para saber cuáles estaban abiertos y no fue sencillo, incluso buscando la información. Entonces, imagínense para una mujer que necesita ayuda primero saber que existe el CIM, luego buscar cuál está abierto”, advirtió la legisladora del FdT, Lucía Campora.

Laura Velasco presentó a mediados de abril una iniciativa para declarar la emergencia social por violencia de género en todo el territorio porteño, la cual propone una política integral de asistencia a las mujeres víctimas de violencia que incluye un registro único de los casos, la creación de nuevos refugios, patrocinios gratuitos, un sistema de alerta temprana y localización inmediata para las víctimas, un cuerpo de abogadas y abogados porteño para atención exclusiva de esta problemática, un equipo de Promotoras Territoriales y un subsidio para víctimas en situación de vulnerabilidad social. Este proyecto se encuentra en tratamiento en la Comisión de Mujer junto a otros referidos a la misma temática de autoría la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

Según el Observatorio Ahora que si Nos Ven, entre 20 de marzo y el 10 de mayo en nuestro país, hubo 49 femicidios, de los cuales el 78% ocurrió en la vivienda de la víctima, el 6% en la casa familiar y el 2% en la del agresor.

“El próximo 3 de junio, dentro de pocos días más, se cumplirán 5 años de aquella primera movilización masiva en la que gritamos Ni Una Menos. La semana pasada, la provincia de Buenos Aires aprobó, por unanimidad, la emergencia en materia de violencia familiar y de género. Y entendemos perfectamente la necesidad de cumplir la cuarentena, más ahora cuanto vemos crecer diariamente la cantidad de contagios; pero también sabemos el peligro extra que significa para las víctimas de violencia, el aislamiento en el hogar. Por eso esperamos que la Ciudad pronto siga ese mismo camino, a fin de promover una respuesta efectiva por parte del Estado a esta pandemia dentro de la pandemia”, finalizó Velasco.