Politica

Raúl Robín (CAME): «La inflación perjudica a toda la sociedad, salvo a sectores concentrados»

El dirigente de CAME, dialogó con LNW Ciudad. «La inflación es un veneno» advirtió. Escuchá el audio de la entrevista.

Por Pablo Varela

Cuando habla con colegas suyos de la rama industrial, ¿Cómo creen que va a impactar las tarifas? ¿Tienen preocupación a que la inflación retraiga el consumo?

Para los productos de exportación, la inflación es un veneno. Si bien la liberación del cepo elevó el valor del dólar, ese valor tiene corta vida si se mantiene en torno de los 15 pesos y la inflación aumenta, entonces llegará un momento en que no nos sirva. En términos de consumo interno, también es un problema para todos los que participamos de la cadena de producción menos para los formadores de precios, que son los que especulan. La inflación es algo que perjudica a toda la sociedad, salvo a algunos sectores concentrados que manejan con su gestión y su lobby manejan perfectamente los precios y son los que tiene más condiciones de proteger sus negocios. Si el gobierno no logra manejar la tasa de inflación, vamos a tener problemas en el futuro.

¿Las tarifas?

Pesan más en el sector industrial. También tienen impacto. Para nosotros (sector agropecuario) tiene mucho más impacto la voracidad fiscal. Hay como una competencia entre municipio, provincia y Nación a ver quien recauda más. Las tarifas en el industrial y el comerciante impacta, pero tienen menos problemas, porque yo lo ponen como un insumo de sus costos y lo incluyen en el precio final, y es genera inflación. En el caso del productor, no tiene asegurada la rentabilidad, si no tiene una ganancia deja de producir.

Hablábamos de inflación, ¿tienen alguna estimación para este año?

No. Hay economistas que manifiestan alguna especulación en relación a la inflación…

Prat Gay habló de 25%. Enero arrancó complicado…

Aparentemente febrero también viene complicado. Así que esperemos que logren las políticas, yo creo que es muy importante, para poder contener la inflación el ingreso de divisas y eso se va a dar cuando haya acuerdo con los hold-outs, y se libere el mercado financiero internacional. Cuando eso suceda va a haber crédito. La Argentina es un país con poco endeudamiento. Lo que no queremos los que estamos en la producción nacional, es que ese endeudamiento venga para pagar déficit, queremos que venga para mayor producción y fuentes de trabajo.

Existiendo la posibilidad de endeudarse, ¿qué sectores productivos creen que se pueden apalancar en el endeudamiento, para poder expandir la oferta?

Miré, hay países que solo viven de los servicios, generalmente países muy pequeños. Chile, Suiza, etc. Hay otros países como el nuestro que tienen una amplitud y generosidad climática y de calidad de tierra, que no podemos vivir del servicio. Tenemos que vivir de la producción de bienes y servicios, pero más que todo, la producción de bienes sobretodo, y a partir de la producción primaria. Ya sea de la agropecuaria, de la pesquera o de la minera que son las extractivas. Esas son las que luego producen la segunda escala de producción de bienes genuinamente que es la industria. La industria debería trabajar sobre la producción primaria, y producir los bienes que el país necesita. Eso es lo que la Argentina tiene que exportar, cuanto más industria exporta, vamos a exportar más sector primaria y más trabajo. Lo que no podemos es seguir haciendo lo que hicimos en los últimos 40 años, es vivir del servicio. Hoy, los que viven del servicio viven mejor que el que produce. Un salario promedio en el NOA y el NEA es 3 veces inferior al salario promedio de la Capital Federal. Se ha producido una crisis estructural en un país rico. Tenemos que favorecer el desarrollo industrial, a partir de una producción primaria genuina hecha por pequeños y medianos agricultores, productores mineros o pesqueros en todo el país.

El kirchnerismo se jactaba de la sustitución de importaciones. ¿Existió tal industrialización?

Hubo mejoras. Bastante en algunos aspectos. Hay sectores de la industria que sí han mejorado. Sí, hay que ver los costos, porque si nosotros empezamos a analizar a cuánto podemos importar un producto, y cuánto cuesta la industria nacional, quizá encontremos diferencias. También hay diferencias de competitividad en la economía. Si nosotros abrimos la economía a todos los productos importados, los coreanos y los chinos nos van a arrasar. Nosotros (CAME) estamos en un esquema de protección de la industria nacional y la producción primaria. Sobre la base de estos dos sectores, tiene que haber un desarrollo del sector terciario, que es el de servicios.

VIDEOS +