Politica

Multitudinaria marcha por el cierre de los Institutos de formación docente

Se llevó a cabo la primera gran movilización del año de los estudiantes y docentes terciarios para enfrentar el proyecto de la UniCABA.

Se trata de la iniciativa impulsada por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que, también conocida como la Universidad de Formación Docente de Buenos Aires, que, según denuncian quienes se oponen a ella, implica la “disolución” de 29 centros de formación.

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), la Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys) y el Centro de Estudiantes Terciarios (CET) fueron los gremios que convocaron a la movilización.

Para los gremios, con la UniCABA “no se está creando una nueva universidad sino que se está interviniendo y destruyendo el sistema público de educación superior de la Ciudad”.

Desde UTE aseguraron que, con el proyecto impulsado por la gestión porteña, encabezada “se desfinanciaría el presupuesto educativo, pasando del 30 al 18%”.

La rectora del Normal 1 recordó que desde que se presentó el proyecto “hemos ido a la Legislatura todos los martes y los jueves a las reuniones de la comisión de Educación para explicar nuestro posicionamiento y fundamentar que hoy se brinda una formación de calidad en los institutos y que no se requiere la desaparición de ninguna de ellos. Y no hablamos de un proyecto nuevo porque tenemos 29 proyectos, por eso reclamamos que se retire la propuesta”, y remarcó que la Unicaba no sólo “implica que aquello docentes que son interinos o suplentes puedan perder su trabajo, sino que nos cambia la pertenencia estatutaria, perdemos todos nuestro derechos adquiridos”.

Mariano Romano, presidente del Centro de Estudiantes del Joaquín V González y referente del CET, recordó que “el proyecto de universidad, que todavía no se tiene idea de en qué va a consistir, se presentó de manera autoritaria y sin consultar a ninguna comunidad educativa”, y señaló que de concretarse “los estudiantes perdemos espacios donde tenemos representación de nuestros claustros para poder tomar decisiones, como son nuestros consejos directivos, elegir autoridades. Además, no está garantizado que nuestros planes de estudio continúen en un futuro porque se estarían reformando”.

Cabe recordar que en la última sesión ordinaria en la Legislatura porteña, el oficialismo no apoyó la movilización y tampoco aprobó un pedido de informes sobre un terreno que el gobierno de la Ciudad utilizaría para montar el rectorado de la Universidad para docentes, que aún no se trató en comisión en el Palacio legislativo.