Ciudad

Michetti se lanzó con al ausencia de Macri y la presencia de Ritondo

La senadora nacional se lanzó definitivamente en un acto en al sur de la Ciudad. En tono cordial y secundada por Ritondo, conversó con la prensa y los vecinos.

«Ole le, Ola la, Mauricio presidente, Gabriela a la Ciudad». Con ese grito de esperanza y expectativa fue recibida la senadora nacional y precandidata a jefa de Gobierno, Gabriela Michetti,en el salón Distrito Barracas colmado de militantes y dirigentes del partido. Estuvo acompañada por Federico Pinedo (jefe del bloque de Diputados), Hernán Lombardi (ministro de Cultura), Cristián Ritondo (también precandidato), Guillermo Montenegro (ministro de Justicia y Seguridad) y Silvana Giudici (titular Fundación LED), entre otros.

Si bien el jefe de Gobierno no estuvo presente, allegados a Michetti y ella misma le restaron importancia: «No fue a ningún lanzamiento», alegaron. Aunque también ausente, Horacio Rodríguez Larreta tuvo protagonismo. Mucha fue la referencia hacia su persona, su gestión y la presunta preferencia de Macri por su candidatura. Como contrapartida, quienes impulsan la candidatura de Michetti se defendieron con las encuestas: «No nos gusta dar números pero estamos bien», fue la frase de cabecera.

A las 19:30 que apareció Gabriela Michetti al compás de la ya característica canción de Tan Bionica «que noche mágica ciudad de Buenos Aires…».Una vez en el escenario y bajo la consigna de «hay equipo», llamó a todos los dirigentes que la apoyan a que la acompañaran.

Los primeros guiños fueron para la gestión del PRO en general. Comenzó elogiando las distintas áreas del gobierno porteño aunque sus ministros o secretarios no estén presentes y a pesar de que algunos de ellos simpaticen más con la candidatura de Larreta. Nombró la cartera deEducación, de Salud, de Hacienda, de Seguridad y la tarea legislativa. Y luego fue el turno del líder del partido y de sus aspiraciones personales.

«Siempre que me voy a dormir tengo recuerdos que me llevan hacia una persona o momentos que tienen que ver con la Ciudad que nos marca y atraviesa. Es una Ciudad protagonista, hay que orientarla a favor de la gente», comenzó, seguida de un aplauso.

A pesar de haber alertado sobre el favoritismo de Macri por Larreta y la posibilidad de que el jefe de Gabinete porteño utilice fondos públicos para la campaña, en esta ocasión Michetti decidió llevar un mensaje de paz. Aunque las referencias a su contrincante fueron nulas, la senadora expresó: «Todo lo logrado fue posible gracias a los valores, visión de futuro y apertura de corazón y de mente de nuestro líder, Mauricio Macri».

Y remató eufórica: «Lo tenemos en la tarea de liderar. Vamos a trabajar para que Mauricio sea presidente». El auditorio respondió más fuerte que nunca: «Ole le, Ola la, Mauricio Presidente, Gabriela a la Ciudad».

A la hora de hacer mención a su candidatura, quien rechazara acompañar a Macri en la boleta presidencial se mostró muy segura de sus intenciones y posibilidades: «Estamos bien pero siempre se pueda estar mucho mejor. Mi equipo está convencido de que somos la mejor opción para completar lo que falta e ir más allá».

«Quiero ser jefa de Gobierno para poder defender nuestros logros y sumar mis cualidades, mis características, mis ideas y mi visión de la política para hacerle la vida mejor a los ciudadanos. En el ADN del PRO está el hacer», sentenció y agregó, en otra referencia a su precandidato a presidente: «Mauricio Macri logró que la política vuelva a ser conjunción del hacer».

El final de su discurso ya se interponía con los aplausos y gritos de apoyo de los militantes y funcionarios. Pero Michetti, quien gritaba aún más fuerte, sentenció: «En mi equipo está mejor que en cualquier lugar el qué hacer, cómo hacerlo y para quién hacerlo».

Luego de su discurso, la precandidata dedicó unos minutos a la prensa. Allí no pudo evitar hablar de la interna con Larreta: «Nadie se distancia del otro ni se siente enemigo. Es un competidor para que la gente decida. La relación que tenemos no es de distancia de amigos, es una relación en la que podemos seguir trabajando siempre. Esta competencia en el fondo siempre estuvo».

Asimismo, la senadora dio a entender que el apoyo de Macri fue el justo y el necesario: «Hizo lo que tenía que hacer que es darle la posibilidad a la gente de que eligiera. Más allá de tener una enorme diferencia en relación a cómo había que plantarse, dejó que la gente decida y es lo que tenía que hacer».

En sintonía con estas palabras, Federico Pinedo bajó un mensaje más conciliador: «Vivimos la interna con alegría, optimismo y con ganas de hacer hincapié en lo humano de la Ciudad, la diversidad, el diálogo, la interacción y respeto a quienes piensan distinto».

Cristián Ritondo también hizo referencia a la competencia entre Larreta y Michetti pero descartó que Macri tenga preferencia por el jefe de Gabinete. Según su visión «es natural» que se muestre con el jefe de Gobierno «porque Horacio es el centro de la gestión».