Carrió Macri
Otras Noticias

Macri se reunió con Carrió para delinear su candidatura porteña

El presidente recibió a la diputada chaqueña, y ya piensan en su lanzamiento de campaña.

Elisa Carrió le tiró ayer temprano su primer dardo a Martín Lousteau. “No es de Cambiemos”, dijo. Anoche, por Twitter, la diputada confirmó: “Seré candidata del pueblo argentino por la Capital, lo decidimos con el Presidente”.

En la Casa Rosada, desde donde se impidió que el ex embajador en Estados Unidos se alistara en la interna del espacio en la Ciudad, celebraron. Carrió se prepara para enfrentar al economista en las elecciones legislativas, pedirá lugares para su gente en la lista de diputados que encabezará y se reservará el derecho de vetar los nombres que ella asocia con la corrupción. El intercambio comenzará hoy al mediodía, cuando -según confirmaron a Clarín altas fuentes de Cambiemos- Mauricio Macri reciba a la líder de la Coalición Cívica en la residencia de Olivos.

Carrió también tiene previsto reunirse también con Horacio Rodríguez Larreta. El jefe de Gobierno era el más interesado en que mida fuerzas con Lousteau. La diputada y el alcalde suelen encontrarse a solas y hablan por teléfono. Rodríguez Larreta fue el primero en avisarle que si ella decidía competir en tierra porteña él, como jefe del distrito, le iba a garantizar un camino sin internas. Un comportamiento muy disímil del que adoptó María Eugenia Vidal, que le cerró la puerta en la provincia de Buenos Aires, una espina que a Carrió no se la sacarán tan fácil.

En el entorno de la gobernadora quedaron impactados por lo categóricas que fueron las palabras de Carrió sobre Vidal en el programa de Mirtha Legrand. Pero, al mismo tiempo, respiraron aliviados cuando comunicó que se bajaba de la pelea en el principal distrito del país. “La idea de María Eugenia es poner a un candidato menos conocido, que pueda caminar con ella y no ponga en duda los principios macristas de una campaña”, aseguran. Palabras que hablan de su sintonía con el estratega macrista, Jaime Durán Barba, a quien Lilita cuestiona a menudo.

En las deliberaciones que hoy arrancarán en Olivos, Macri volverá a darle apoyo a su socia para que enfrente a Lousteau. Probablemente lo haga con palabras que ella ya escuchó de Larreta:“Con el apoyo del PRO vas a hacer una elección histórica”. Le endulzan el oído con encuestas propias: según la última medición de Analogías, que mide habitualmente para el oficialismo, tiene una imagen positiva del 59 por ciento. Para Poliarquía y para Management & Fit, su nombre está en el podio de los tres dirigentes más valorados del país.

“Lilita se subirá el precio y peleará por cargos para toda la Coalición”, anticipan los dirigentes que la acompañan. Carrió se presentará en Olivos con otra exigencia:dirá que no avalará apellidos en las listas que hayan sido denunciados por hechos de corrupción.

Cerca de Macri ya han dicho que van a negociar con Carrió y que atenderán sus inquietudes, pero también son duros: “La última palabra la tiene Mauricio. Es el Presidente”.

En la charla seguramente no podrán pasar por alto la demanda que el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, le hizo a Carrió. La diputada busca el apoyo del círculo más poderoso del Gobierno.

Ayer, en La Red, Carrió aseveró: “Si pierdo las demandas con Lorenzetti y Aníbal Fernández, se quedarán con mi casa y me iré a un geriátrico. No tengo auto, creo que merezco a los 60 años, tener una casa muy linda para que todo el mundo pueda estar”.

Deja un comentario