Politica

La Cámara Electoral le pidió al Gobierno que asegure instancias de fiscalización a la oposición

La Cámara Nacional le pidió al Correo Argentino y a la Dirección Nacional Electoral que asegure a las fuerzas políticas la supervisión del proceso de carga de telegramas y los detalles del nuevo sistema con antelación.

La Cámara Nacional Electoral le hizo al saber al Gobierno nacional en una nueva resolución que arbitre los medios «para asegurar –como mínimo- las instancias de fiscalización del recuento provisional de resultados» tanto durante la transmisión de los datos desde las escuelas así como el seguimiento en tiempo real de la carga de telegramas.

La resolución de la CNE coincide con una medida que anunció ayer la Dirección Nacional Electoral –que depende de la Secretaría de Asuntos Políticos e Institucionales que depende de Adrián Pérez– la autorización a los fiscales para que presencien el escaneo de los telegramas desde los mismos centros de votación en las escuelas.

«Se deberá garantizar a las agrupaciones políticas contendientes una herramienta o acceso que les permita efectuar un seguimiento en tiempo real de los telegramas correspondientes a cada distrito, conociendo el estado de carga de los mismos, los datos cargados al sistema – por medio de consultas automatizadas y masivas-y la posibilidad de visualización de la imagen escaneada de cada uno«, dice la resolución.

Un punto central de la resolución es que señala que los partidos tienen que poder ver, en tiempo real, las imágenes escaneadas de los telegramas. Se trata de los archivos tiff antes de ser convertidos en pdf, una de las principales críticas esbozadas por especialistas y apoderados de los partidos políticos.

En esa línea, la CNE tuvo en cuenta lo advertido por los apoderados «respecto de la
supuesta conversión de los archivos de imagen obtenidos a partir del escaneo de los telegramas, fija que «la Dirección Nacional Electoral deberá asegurar que las agrupaciones políticas cuenten con los mecanismos o el acceso a la información suficiente que permita comprobar la integridad e inalterabilidad del archivo y la trazabilidad del documento desde su escaneo hasta su puesta a disposición para la carga por parte de los agentes responsables de esa tarea».

Por otro lado, da una serie de instrucciones para la presencia de los fiscales desde los centros de votación y pide que tanto el Correo como la DINE arbitren un mecanismo de «acreditación previa» para los fiscales autorizados a presenciar el proceso de escaneo de telegramas.

«Corresponde que dichos fiscales estén debidamente identificados mediante credenciales expedidas por el Correo Oficial. Del mismo modo, se torna imprescindible que en cada centro de transmisión se coloquen -en lugares visibles- afiches informativos que describan claramente cada uno de los pasos necesarios para el escaneo y la transmisión de los telegramas desde los establecimientos de votación», sostiene la resolución.

Firmada por los jueces Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via, la resolución otorga una serie de precisiones en medio de la polémica generada en torno al sistema que utilizará el Gobierno para el escrutinio provisorio con el fin anunciado de acelerar la transmisión de los resultados. Sin embargo, varios interrogantes depertaron las críticas de la oposición.

La elección de Smartmatic -una firma cuestionada en otros países- para llevar adelante el proceso de escrutinio provisorio por una suma de 17 millones de dólares, sumada a la falta de apertura del proceso generararon fuertes dudas. Entre otras, no se le entregó a la oposición el código fuente del software 30 días antes de la elección, como había planteado el tribunal electoral.