Politica

En medio del escándalo por los cuadernos, Roggio busca quedarse con el subte

En total fueron tres las empresas oferentes. Una de ellas, la actual concesionaria (Metrovías), cuyo titular intenta acogerse al régimen del “arrepentido”.

Luego de más de un mes de postergación, finalmente este martes venció la presentación de ofertas para la licitación de la concesión del Subte. Las francesas RATP Dev Argentina S.A., Keolis S.A./Helport S.A., y la empresa Metrovías S.A./Benito Roggio Transporte S.A. presentaron sus ofertas técnicas. La empresa Roggio -que maneja la red desde hace casi 25 años a través de su subsidiaria Metrovías-  busca mantenerse al frente del negocio, pese a que la semana pasada su presidente, Aldo Roggio, se vio envuelto en el escándalo de las anotaciones de Oscar Centeno y admitió ante el juez federal Claudio Bonadío el presunto pago de coimas. Esta tarde volvió a Comodoro Py.

A pesar de la polémica, no habrá negativa de parte de Horacio Rodríguez Larreta para que la empresa se presente a la licitación. Según afirman desde el GCBA no habrá definiciones en tanto no haya un fallo judicial en contra, aunque las acusaciones provengan desde el propio centro de Cambiemos. Hace unos días, fue la propia Elisa Carrió una de las primeras en señalar a Roggio en las redes sociales. “Falta Roggio”, escribió la diputada en Twitter a penas estalló el caso y antes de la citación a Tribunales.

“Fue muy fuerte. Sorprendió que a tres días de la apertura de sobres salga Carrió a señalar a Roggio. Fue bastante sugerente. No creo que impacte negativamente pero fue poco feliz”, detalló una fuente con información de primera mano a Nueva Ciudad, descartando que la investigación tenga consecuencias en el proceso licitatorio.

En este marco, voces especializadas remarcaron a este sitio la “incertidumbre” que existiría en Metrovías con respecto al posible futuro y al desenlace de la concesión. En este contexto, hace poco Roggio cerró una asociación con la compañía alemana Siemens para fortalecer su oferta. La propuesta se complementaría, además, con un acuerdo con la compañía que explota el metro de Berlín, la estatal ferroviaria alemana Deutsche Bahn (DB).

Además de Metrovías, otro de los grupos de capitales que se presentó es el francés RATP (Metro de París) en alianza con corporación Alstom. Las aguas, sin embargo, no estarían tan divididas como parece. De acuerdo a información brindada por el sitio especializado Enelsubte, Alstom y Siemens están en proceso de fusión a nivel global, aunque su asociación dependería de la aprobación de las autoridades europeas de Defensa de la Competencia.

El último grupo que también está en carrera es el conformado por la francesa Keolis y la argentina Corporación América, del empresario Eduardo Eurnekian, cuyas oficinas también fueron allanadas en el marco de la causa de los cuadernos de Centeno. Tras el escándalo de los vagones con asbesto, hace unos días se supo que al menos uno de los consorcios interesados en la competencia manifestó sus reparos acerca de que “coches contaminados con amianto” hayan sido incluidos en el “Plan de Flota 2020”. En este contexto, Transport for London (TfL) se habría bajado de la licitación.

Así, según pudo saber Nueva Ciudad, la disputa fuerte sería entre Metrovías junto a Siemens versus la alianza RATP (Metro de París) con la corporación francesa Alstom. Quienes más saben del tema remarcan el interés de los franceses. “Es importante para las operadoras no sólo la operación sino los posibles negocios que se puedan abrir a futuro. Es poner un pie en la región ya que por ejemplo Alstom no tiene muchos negocios en la zona”, reflexionan.

Del lado del sindicalismo creen que la balanza se podría inclinar a la renovación de Metrovías. Según explicaron a este portal existen diversos problemas para el resto de las compañías que se presentarán a la licitación. El primero, sería el “alto nivel de conflictividad” y la organización de los trabajadores. “En todo el mundo, en general, en los metros la legislación es que no se puede parar. Acá legamente se puede parar. Es una molestia, les molesta el problema intersindical”, detallaron a Nueva Ciudad.

A este punto, se le sumaría, además, los convenios colectivos, el nivel salarial de los empleados del subte, y el precio de las tarifas, que serían bajas a diferencia de otros países. “El volumen de negocio no es muy grande, es muy chico en comparación a los metros en el mundo”, detallaron.   Ahora, tras la apertura de los sobres técnicos, las distintas áreas de SBASE evaluarán los aspectos jurídicos, técnicos, y económicos y financieros de cada una. Luego, una comisión evaluadora conformada por representes del Gobierno de la Ciudad, Ministerio de Hacienda, Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte y SBASE, con el asesoramiento del Metro de Barcelona y de la Cátedra de Transporte de la Universidad de San Martín (UNSAM), emitirá un informe y será el Directorio de la empresa quien decidirá cuáles pasarán a la segunda instancia. Así, el sobre con las ofertas económicas se abrirá a principios de octubre y la adjudicación del contrato se hará en noviembre.