Ciudad

El PRO propone quitar planes sociales en Capital a piqueteros y ‘okupas’

En medio del debate por la ley K que regula cortes de calles, el macrismo presentó en la Legislatura un proyecto para castigar la ocupación de espacios públicos.

Luego de que el kirchnerismo presentara una iniciativa en el Congreso contra los piquetes, el PRO redobla la apuesta y propone retirarle los planes sociales a los beneficiarios de la Ciudad que corten calles o a quienes ocupen terrenos. El legislador porteño Helio Rebot envió un proyecto de ley que modifica el Código Contravencional porteño, en línea con las iniciativas contra “trapitos”, “motochorros” y cuidacoches que debate la Legislatura. 

Helio Rebot es el legislador que presentó la propuesta

Helio Rebot es el legislador que presentó la propuesta

El diputado oficialista propone añadir una “sanción accesoria”, según la cual la Justicia puede ordenar al gobierno porteño que suspenda “prestaciones de tipo económica derivadas de planes o programas sociales del cual el contraventor/a sea beneficiario/a”. “El juez/a establece el plazo por el cual se produce la suspensión del beneficio”, indica el proyecto de Rebot. 

La iniciativa añade una sanción al Código Contravencional que penaliza las conductas que “atentan contras las personas y los bienes públicos y privados”. Pero su autor, el diputado Rebot, aclaró que con esta ley apuesta a restringir los cortes de calles y, “en especial, la ocupación de terrenos”. Este último es un punto sensible para el gobierno porteño que todavía no encuentra una solución a la toma de Villa Lugano que comenzó hace dos meses. De hecho, una de las crisis que atravesó la gestión del jefe de Gobierno local, Mauricio Macri, se originó por el desalojo que hicieron la Policía Metropolitana y Federal en el Parque Indoamericano, donde murieron dos personas. Incluso vecinos de villas de la capital montaron una carpa en la Plaza de la República, frente al Obelisco porteño, para exigirle al Gobierno de la Ciudad «una solución habitacional».

Según Rebot, este proyecto va en línea con la coyuntura. “»Lo que en época de crisis es tolerable, en época de orden es intolerable. Cuando se prendía fuego el país, era una cosa. Pero ahora quien reclama un aguinaldo no puede salir a cortar la calle»”, señaló.

El proyecto ingresó el 8 de abril a la Legislatura y tendrá giro por las comisiones de Justicia y de Asuntos Constitucionales. En ambas, el PRO tiene mayoría para darle despacho de inmediato. Pero la estrategia oficial será instalar el tema para debatirlo en público, en paralelo con los proyectos contra los “trapitos”, cuidacoches y “motochorros” que presentó el macrismo.

“»Es polémico pero no me parece mal la polémica»”, apuntó Rebot, quien se acercará a la oposición para conseguir los 3 votos que le faltan al PRO para convertir el proyecto en ley. “»Si uno escucha las posiciones políticas de los líderes de UNEN y ahora lo que dijo la presidenta Cristina Fernández sobre las protestas en la calle, parecería que no deberían tener problemas”», apuntó.

Con estos proyectos, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, busca retomar la agenda en seguridad pública tras quedar opacado en las últimas semanas con la emergencia que anunció el gobernador Daniel Scioli.