Ciudad

El ala izquierda del Frente Amplio UNEN resiste una alianza con Macri

Un grupo de 14 diputados firmaron un duro comunicado que destaca que la coalición tiene «un claro perfil progresista y de centroizquierda» y advierte que un acuerdo con el PRO generaría «contradicciones insalvables»

La posición más extrema la tiene Elisa Carrió: dijo que «no cree en ideologías» y quiere que Mauricio Macri compita en las elecciones primarias junto a los candidatos del Frente Amplio UNEN. Otros, como Ernesto Sanz o Julio Cobos plantearon un acuerdo con el PRO de cara a una eventual segunda vuelta en las elecciones de 2015. Y aunque en el entorno del jefe de Gobierno porteño le han puesto paños fríos a esa posibilidad, buena parte de lo que podría definirse como «el ala izquierda» de la flamante alianza entre socialistas, radicales y otros partidos firmó un comunicado conjunto en el que usó términos muy duros para cerrarle el paso a la iniciativa.

La nota lleva la firma de 14 dirigentes, entre ellos, los senadores Fernando «Pino» Solanas, Luis Juez, Rubén Giustiniani y Nito Artaza, y la diputada Victoria Donda. Luego de subrayar que el acta constitutiva de FAUnen tiene «un claro perfil progresista y de centroizquierda», sentenciaron: «Consideramos que una actitud consecuente conlleva contradicciones insalvables con el acervo ideológico y la experiencia de gobierno del sector político liderado por el ingeniero Mauricio Macri».

«Emparentar el Frente Amplio UNEN con el PRO alimentaría un circuito de superficialidad donde supuestamente todo da lo mismo. Esta lógica es uno de los peores rasgos culturales que se arrastran desde hace tiempo y ha sido agravado manifiestamente durante la década kirchnerista», advierten los firmantes.

También cuestionaron las «metas y formas» de la gestión del PRO en la Ciudad. «Distan mucho de las políticas públicas que UNEN propone para el distrito. Por ello, la confrontación electoral que el año pasado nos enfrentara con el PRO no se basó en una mera disputa de cargos sino que expresaba las profundas diferencias existentes desde el punto de vista programático, político e ideológico», analizaron. Y recordaron que Macri «nunca se manifestó sobre las desastrosas consecuencias de las políticas del menemismo».

No obstante, los dirigentes reconocieron «la necesidad de mantener un diálogo institucional con todas las fuerzas políticas, en cuanto hace al normal desenvolvimiento de la vida democrática y republicana», sobre todo en lo que hace a «la puesta en marcha de políticas de Estado de largo plazo».

El comunicado también lleva la firma de los senadores Jaime Linares y Norma Morandini, los diputados Alcira Argumedo, Jorge Varinotto y Graciela Villata, el presidente de Libres del Sur, Humberto Tumini, el titular del Partido Socialista Auténtico, Mario Mazzitelli, y los legisladores porteños Javier Gentilini y Virginia González Gass.

Otros que también ya se manifestaron rotundamente en contra de un acuerdo con el PRO fueron los diputados Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín. Además se volvió a pronunciar sobre el tema el presidenciable de FAUnen que más a la izquierda se ubica, el socialista Hermes Binner. «Nosotros no queremos tener un acuerdo con Macri, no tenemos absolutamente nada que ver», indicó, aunque reconoció que la decisión la debería tomar «la mesa de conducción» de la coalición.