Politica

Denuncian que en el subte hay cada vez más pasajeros parados

Aflojaron los controles en las líneas de subte y hay cada vez son más los pasajeros que viajan parados, aunque está prohibido que durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus haya personas de pie en el transporte público.

El control de los usuarios esenciales comienza a mostrar sus primeras fallas en el subte donde en los últimos días se incrementó la cantidad de gente que viaja parada, algo que está prohibido por el decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Actualmente viaja en subte un 6% de los usuarios que se trasladaba antes de que comenzara la pandemia. Si bien la cifra es baja respecto de otros medios de transporte como el colectivo, no alcanza para que todos los usuarios permanezcan sentados.

El transporte público es el mayor vehículo de contagio para el coronavirus y por eso la atención del Gobierno nacional y los gobiernos locales está puesta en evitar las aglomeraciones. Para eso el Gobierno porteño organizó controles a la entrada de las estaciones de subte. Algunos son fijos, como el de la estación Constitución, y otros son rotativos. Los retenes están a cargo de la Policía de la Ciudad.

«No puede haber más gente viajando si no hay más actividades esenciales, eso debe controlarlo la policía«, dijo a La Política Online Enrique Rositto, secretario de prensa del sindicato del subte. «De todas formas en el sindicato apelamos a la gente, a esta altura está claro que no se puede viajar parado», agregó.

La frecuencia de los subtes disminuyó tras el comienzo de la pandemia y, por ejemplo, al mediodía los coches circulan cada 5 o 7 minutos. Fuentes del sector aseguraron que es «imposible tener la cantidad de pasajeros controlada todo el tiempo. De repente bajaron 5 personas y subieron 10 en una estación. No deberían entrar al subte, pero si la gente no es responsable es difícil que eso se cumpla», explicaron.

Todos los coches en circulación cuentan con señalética y piezas con mensajes sobre cómo viajar y cuidarse dentro de los vagones. Usuarios denuncian que en la línea D, durante las horas pico es casi habitual ver pasajeros de pie. Desde el Gobierno porteño aseguraron que «no es habitual ver pasajeros parados» y consideraron que es una situación que puede haber ocurrido «en algún momento puntual», pero dista de ser la regla.

Actualmente funcionan 50 estaciones de la red, aquellas que están próximas a hospitales, bancos y las que permiten combinar con otras líneas«Cada semana se abren nuevos rubros y no queremos comprimir el transporte público», agregaron desde el Gobierno porteño.