Ciudad

Con duras críticas de la izquierda, la Legislastura derogó el voto electrónico en la Ciudad

La sesión fue convocada extraordinariamente por el oficialismo, y prácticamente no fue presidida por Cristian Ritondo. Acompañaron el proyecto, además del PRO, el Frente de Izquierda y otros diputados opositores. Finalmente los porteños votarán con el viejo sistema de boleta tradicional.

En una sesión extraordinaria convocada por el oficialismo de la Ciudad, el PRO  sancionó la ley que deroga la boleta única y el voto electrónico, y establece el viejo y tradicional sistema de boletas sábanas para la primarias.

El proyecto de ley fue aprobado por 55 votos positivos, 2 negativos y 1 abstención. Los dos votos negativos pertenecen a los dos monobloques de izquierda: Bordart y Ramal.

El encargado de defender el proyecto oficialista fue el legislador Francisco Quintana, quien sostuvo que para aplicar la boleta única y el voto electrónico debían darse tres ejes: 1) normas establecidas, 2)capacitación, 3) confianza de los actores. Quintana sostuvo que dos, de esos tres ejes no estaban dados.

Desde la oposición tiraron con munición gruesa. Ramal (FIT)sostuvo que se vuelve a «la nefasta boleta tradicional», «boleta de la trampa» y acusó al PRO por retroceder a la Ciudad a los «métodos de la década del 30′».

Bodart calificó de «papelón» lo hecho por el Gobierno de la Ciudad, además de acusarlo de violentar la «ley de Comunas». Además fue irónico con Larreta: «en los cálculos nadie iba a competir con él», haciendo alusión a las versiones que ubican a cambios de régimen electoral dentro del marco de la interna del partido de Gobierno.

Ibarra (FPP), por su parte dijo que el PRO «somete a la gente a las vaivenes de una interna», y concluyó que esta ley es el «símbolo de la improvisación». Además chicaneó a Monzó instándolo a «que se dedique a ser Ministro de Gobierno», en vez del armado nacional del PRO.

Ante tantas críticas, Helio Rebot (PRO) sostuvo que «hay simplificarle la vida a la gente», en un argumento que aparenta ser endeble, de cara a las expectativas producidas por el avance en materia de voto.

Las PASO, no tendrán ni boleta única, ni voto electrónico, habrá que esperar, para ver qué sucede en las elecciones generales.