Politica

Bullrcih cruzó lo datos de la CORREPI

“Hay que pedirle a la CORREPI los nombres y apellidos de quiénes son esos casos”, dijo la titular de la cartera de Seguridad.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, desmintió los datos presentados en la última semana por la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), quienes aseguraron que “el gobierno de Cambiemos mató una persona desarmada cada 22 horas”.

En ese sentido, Bullrich sostuvo que “hay que pedirle a la CORREPI los nombres y apellidos de quiénes son esos casos. Si en la Argentina hubiera un caso de gatillo fácil cada 22 horas estaríamos hoy con todas las fuerzas de seguridad echadas. No tendríamos un solo policía”.

La Ministra también cuestionó “por qué no cuentan los delincuentes que matan gente” e ironizó: “¿Cada vez que un policía mata a un delincuente es un gatillo fácil? Entonces cuando un delincuente mata a un civil ¿Qué es un gatillo difícil?”.

Sobre el rol de la Justicia, aseguró en diálogo con Infobae “que en el último tiempo se está está generando una jurisprudencia adecuada para entender lo que implica el accionar de un miembro de una fuerza de seguridad ante una situación de riesgo de él o de un tercero”.

Los datos de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional

Desde 1996 la CORREPI presenta el Informe de la Situación Represiva, pero este año no lo pudo cerrar a tiempo por “la enorme cantidad de datos a procesar, y la necesidad de estar presentes en innumerables conflictos cotidianos”.

En un comunicado, informaron que en los datos registrados al 25 de diciembre de 2018 incorporaron 297 casos, totalizando así 5.759. Además, de esos nuevos casos: uno es del año 2000, otro del año 2002; 15 ocurrieron entre 2008 y el 10 de diciembre de 2015, totalizando así 3.175 asesinatos en el período que el kirchnerismo estuvo en el Gobierno (25/05/2003-10/12/2015).

“Entre el 10 y el 31 de diciembre de 2015, tenemos registrados 27 casos. Si los sumamos a los 441 de 2016, 441 de 2017 y 297 conocidos de 2018, tenemos que, en 1.110 días de gobierno de la Alianza Cambiemos, el aparato represivo estatal mató 1.206 personas”, aseguraron desde la Coordinadora antirrepresiva.

En ese sentido, CORREPI denunció que “el gobierno de Cambiemos mató una persona desarmada cada 22 horas”. Y aseguró que la principal influencia en el incremento de los casos de gatillo fácil es la “doctrina Bullrich expresada en la defensa y apoyo oficial al fusilador Chocobar, la resolución sobre uso de armas de fuego para las fuerzas federales y los fallos judiciales en similar tesitura, en el crecimiento exponencial de los fusilamientos de gatillo fácil, así como el endurecimiento del sistema penal con afirmaciones del tipo de ‘os prefiero amontonados y no libres’ explican el incremento de las muertes bajo custodia, tanto en cárceles como en comisarías”.