Politica

Visto bueno para que cartoneros puedan salir a recolectar residuos

La cooperativas porteñas podrán entregar permisos para retirar material reciclable de las grandes cadenas de supermercados.

El gobierno de la Ciudad y Nación llegaron un acuerdo para que los recicladores urbanos puedan volver a trabajar en el territorio porteño. La cooperativas serán las encargadas de entregar los permisos para retirar material reciclable de las grandes cadenas de supermercados y deberán cumplir con un protocolo para el tratamiento de los residuos.

El acuerdo se logró entre el Ministerio de Espacio Público porteño, que se oponía a dejar movilizarse a los cartoneros por la pandemia, y el Ministerio de Ambiente nacional, quienes remarcaban que se debía buscar una respuesta a la situación social de los cartoneros que no podían trabajar.

El acuerdo se anunciará formalmente en los próximos días. Por ahora, las cooperativas bonaerenses no están incluidas en el acuerdo. «Desde el Ministerio de Ambiente de Nación, y desde la secretaría de Control y Monitoreo ambiental, veníamos impulsando dentro del marco de la cuarentena darle espacio a los recolectores urbanos para que puedan recuperar material potencialmente reciclable, sin que ello suponga circular por las calles sin protección alguna», destalló a Página12 el viceministro de Ambiente, Sergio Federovisky.

«Por eso, finalmente, con el Gobierno de la Ciudad acordamos que se va a habilitar, tal como veníamos pidiendo, que los grandes generadores -fundamentalmente, las grandes cadenas de supermercados- dispongan de esos residuos potencialmente reciclables y que no los envíen al relleno sanitario de manera directa. Y que el Gobierno de la Ciudad permita circular con una autorización previa para ir a buscar esos residuos a los grandes generadores y de ahí a los puntos verdes, que empezarían a estar abiertos. Se cumpliría allí el protocolo de 72 horas de no manipulación del material previo a ponerlo a disposición para la comercialización», indicó el secretario de Control y Monitoreo Ambiental.

«Para nosotros es un logro, porque implica no solo respectar el aspecto sanitario de la emergencia sino también el aspecto socioeconómico. Y al mismo tiempo supone tener oferta de material reciclable, principalmente cartón, de modo que las empresas papeleras no deban seguir recurriendo a importación desmedida de material, siendo que hay un stock local. Eso apoya la economía circular y permite reducir el costo de las importaciones y la fuga de dólares», remarcó el funcionario nacional.