Politica

Tras un gran salto en la suba de casos, aumentan los controles entre CABA y PBA

Hubo 648 contagios en las últimas 24 horas y habrá más restricciones al transporte en el AMBA: quienes pertenecen a actividades no esenciales deberán reempadronarse.

El reporte diario del Ministerio de Salud dio cuenta de un fuerte salto en la suba de contagios de coronavirus registrados día por día a nivel nacional. En las últimas 24 horas se registraron 648 nuevos infectados: el día anterior habían sido 474 y la marca nunca había superado los 500. De los nuevos casos, 379 fueron en la Ciudad. En tanto, hubo otras 13 muertes y la cifra de fallecidos en el país subió a 416.

Con estos números, la cantidad de infectados en todo el país llega a 9.931. Entre los fallecidos ayer hubo dos porteños, de 84 y 88 años. La Ciudad fue la que registró más nuevos casos en el día 379 contagiados (con 4202 en total), seguida de la provincia de Buenos Aires, con 213 (3309).

Este es el panorama que precede al anuncio de cómo seguirá la cuarentena tras el 24 de mayo. Ya trascendió que no presentará flexibilizaciones en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), pero además habrá más controles en materia de transporte entre Ciudad y Provincia. En principio, quienes pertenecen a actividades consideradas no esenciales deberán reempadronarse y obtener un nuevo certificado con código Qr que los habilite a trasladarse. De lo contrario, no podrán circular de un distrito a otro.

Según consignó Clarín, el presidente Alberto Fernández –que tomó estas definiciones ayer a última hora en Casa Rosada- oficializaría la extensión de la cuarentena hasta el 7 de junio y las nuevas medidas el sábado, acompañado por el gobernador bonaerense y el jefe de Gobierno.

“La idea es desalentar todo tipo de trabajo no esencial”, afirmaron en el entorno presidencial. Eso no significa que deberán cerrar los comercios de la Capital pero sí se eliminaría la asistencia de los trabajadores que viven en el Conurbano y tenían permisos de sus empleadores.

El Gobierno avanza en un reempadronamiento de los 4,9 millones de certificados únicos de circulación emitidos por Nación para el AMBA. Los habilitados deberán tramitar un nuevo permiso para circular con un código QR que será controlado por las fuerzas de seguridad y de tránsito. «El problema no es el transporte, es hacia dónde se va y adónde se regresa. Los controles que se aumenten serán sobre los permisos de excepción», explicaron desde el Gobierno porteño.

Deja un comentario