Politica

Santilli negó diferencias entre el Gobierno y la Ciudad: “Somos un equipo”

El vicejefe de Gobierno porteño, a cargo del ministerio de Seguridad, dijo que “no hay dos visiones”
en cuanto al manejo de la seguridad porque “se trabaja en conjunto”.

“Somos un equipo y no tenemos dos pensamientos distintos, trabajamos en conjunto, lo que hay son distintas situaciones ya que no es lo mismo; por ejemplo, un operativo para ingresar en la ciudad de Buenos Aires con otro de todos los días, donde hay protestas o donde intentan haber piquetes”, explicó el vicejefe de Cobierno porteño a cargo del ministerio de Seguridad, Diego Santilli.

Aclaró que lo que existen son “diferentes situaciones”, al distinguir entre “lo que puede ser un operativo para controlar el ingreso a la ciudad y los piquetes que se viven a diario”.

Santilli se pronunció de esta forma, en diálogo con FM Milenuim, luego de la salida de Martín Ocampo al frente del Ministerio de Seguridad porteño, tras los hechos vandálicos el sábado pasado, en las adyacencias del estadio Monumental, previo al partido por la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors.

También contó que anoche se comunicó con la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y con su par bonaerense, Cristian
Ritondo, “para saber lo que piensan y trabajar juntos”.
Santilli dijo que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le pidió, “ante la renuncia de Ocampo”, que se “hiciera cargo del área” por lo que ya se encuentra “trabajando a fondo”, incluso  para “saber lo que sucedió el sábado y que no vuelva a pasar”, aseguró el vicejefe.

En tanto, conrmó que el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D´Alessandro, “seguirá en funciones, igual que todo el equipo”. Santilli valoró el impulso a la ley sobre los barras bravas, según armó
ayer por el presidente Mauricio Macri en una conferencia de prensa, en la que cuestionó la violencia del la semana en el fútbol.

En sintonía con el Presidente, Santilli recordó que el proyecto al que se hizo alusión “fue presentado en el 2016, pero no logró tratamiento” porque “no” tiene (el ocialismo) “mayoría en el Congreso”.

“Ahora hemos pedido que se trate en extraordinarias, y la Argentina tiene una inmensa oportunidad en cambiar esta historia”, sostuvo. También pugnó por “avanzar en la Justicia, en los allanamientos, en cómo mejorar los operativos, en cómo el que vandaliza el patrimonio público tiene que ir detenido”.

“Por eso es tan importante el orden público, la contravención tiene que ser un delito penal”, disparó.

Ayer Macri anunció que incluirá en las próximas sesiones extraordinarias del Congreso el tratamiento de un proyecto para endurecer las penas contra las barras bravas, que convierte en delitos muchas contravenciones cometidas por estos grupos violentos.

“Hace dos años y medio que los ministros presentaron una ley de barras bravas, que va ayudar a que ningún fiscal ni juez se equivoque
cuando tipifica el tipo de delito. Y, en este campo y en este aspecto, podamos actuar con mayor claridad y contundencia, apoyando a
nuestras fuerzas de seguridad cuando actúan, porque si no las apoyamos cuando actúan, después no nos quejemos cuando pasan
estas cosas”, aseguró el Presidente.