Politica

Santilli convocó a personal retirado para sumarse a la fuerza porteña hasta noviembre

“El personal retirado puede ser convocado a prestar servicio activo por resolución fundada del Ministro de Justicia y Seguridad cuando situaciones excepcionales lo ameriten”, detalla la Ley.

“Con el objeto de asegurar el normal desenvolvimiento de la Fuerza Policial resulta necesario acrecentar la cantidad de personal con estado policial de la Policía de la Ciudad que presta servicio activo en la vía pública”, señala la resolución del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad que oficializa la convocatoria a personal retirado de la Policía de la Ciudad para volver a prestar servicio hasta el 30 de noviembre. La medida, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, lleva la firma del vicejefe Diego Santilli.

“El personal retirado puede ser convocado a prestar servicio activo por resolución fundada del Ministro de Justicia y Seguridad cuando situaciones excepcionales lo ameriten”, detalla la Ley citada en la resolución 350/MJYSGC/19, fechada el 3 de abril y publicada hoy.

En el texto se argumenta que “atento que se encuentra desarrollándose el Curso Anual de Formación Inicial para Aspirantes a Oficial de la Policía de la Ciudad, amerita de manera excepcional, la convocatoria de personal policial que se encuentre en situación de retiro, para el cumplimiento de funciones de seguridad y orden público”. La resolución consigna que el subjefe de la Policía de la Ciudad, con la conformidad del secretario de Justicia y Seguridad, propuso la convocatoria a “prestar servicio activo para el desarrollo de tareas de seguridad en la vía pública del personal retirado de esta Institución, hasta el 30 de noviembre de 2019” y el personal convocado “deberá aprobar, antes del inicio de la prestación de servicios, un examen de aptitud psicofísica compatible con la función policial”.

La medida se conoce en un marco de crecientes episodios represivos por parte de la Policía de la Ciudad. En las últimas horas, por caso, hubo gases y palos frente al Ministerio de Desarrollo Social, para intentar desalojar una protesta contra la ministra Carolina Stanley. En ese contexto, se difundieron imágenes de un efectivo de la fuerza porteña presuntamente plantando pruebas para justificar una detención.