Politica

Reuniones en las casas de “voluntarios enojados”, la apuesta de Larreta para sumar votos

Buscan a militantes que se hayan “enojado o alejado del espacio” y les proponen reunir a diez vecinos que piensen parecido.

Las visitas del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, a livings de vecinos están orquestadas por su armador de campaña, el ministro Eduardo Macchiavelli. En la previa de las PASO, el oficialismo puso en marcha una estrategia que apunta a recuperar a los desencantados: buscan a militantes voluntarios que se hayan “enojado o alejado del espacio” y les proponen reunir a diez vecinos que piensen parecido.Con ellos se arma el encuentro. Además de Larreta, participan funcionarios, legisladores y ministros. Y hasta se sumó el presidente Mauricio Macri.

Tal como describió el periodista Jaime Rosemberg en el diario La Nación, el plan es generar espacios íntimos donde haya lugar para críticas y catarsis de vecinos cara a cara con los funcionarios. Según los organizadores de los encuentros, el primer reclamo que surge en esos encuentros es por más seguridad.

También, siempre según los voceros de Juntos por el Cambio, surgen “reclamos celestes”, de vecinos que critican que se haya habilitado la discusión por el derecho al aborto. «A veces nos encontramos con gente muy fanatizada, con mucho enojo porque nos acusa de haber habilitado la discusión de ese tema en el Congreso. Les decimos que somos la mejor opción a la que pueden aspirar, porque el kirchnerismo y la izquierda están directamente a favor del aborto y en nuestro espacio hay diversidad de opiniones. La mayoría se va conforme», aseguran desde el gobierno porteño.

Cuando hay funcionarios presentes, los reclamos son más puntuales y apuntan a los baches, la poda, entre otras cosas. En cualquier caso, los organizadores remarcan que la movida permite llegar a muchos vecinos y con bajo costo. En las próximas semanas, se prevé desde la campaña porteña organizar hasta tres encuentros en livings por día.