Politica

Murió Ramona Medina, la referente del Barrio 31 por coronavirus

Días atrás había denunciado la falta de agua potable en el barrio con un duro mensaje para Larreta.

Ramona, cara visible del reclamo por la falta de agua en la Villa 31 en plena pandemia de coronavirus, falleció este domingo tras pasar varios días internada e intubada luego de contraer el virus Covid-19. Su caso expone el drama del barrio más vulnerado de Retiro, donde ya hay más de 850 infectados.

“Nos mataron a Ramona”. Así difundió la organización villera La Poderosa el fallecimiento de la mujer, referente de ese espacio. “Apretando los dientes, golpeando el teclado, mordiendo la rabia y escupiendo lágrimas, nos toca escribir ahora esta mierda, para gritar todo eso que Ramona ya gritó. No vamos a parar, ¡hasta que paguen los responsables!”, expresaron desde la agrupación territorial, que viene denunciando la falta de medidas de resguardo y la invisibilización del desastre sanitario en las villas porteñas.

«Ramona es una compañera de fierro, se cansó de grabar videos, no pedía agua para ella, estaba pidiendo por las personas que cobija. Ahora está intubada», decía Nacho Levy, referente de La Poderosa, la semana pasada tras la internación de la vecina.

La mujer era “insulino-dependiente, tiene una hija diabética, un suegro con problemas coronarios y una hija en silla de ruedas que requiere oxígeno, porque tiene síndrome de West y síndrome de Aicardi, una patología que le genera convulsiones refractarias no evolutivas. O sea, 100% dependiente, ¿entienden? Estuvieron 55 días aisladas en esa misma casa, que hoy tampoco tiene agua y ya ni siquiera tiene a Ramona”.

De acuerdo a las últimas cifras difundidas, en las villas porteñas ya hay más de 1200 casos de coronavirus. La gran mayoría (851) en la 31 de Retiro.

La respuesta de Malena Galmarini 

La red interna del barrio la hizo y la opera el gobierno de la Ciudad. Nosotros llevamos el agua con presión suficiente hasta el punto de empalme en el perímetro barrial. 
La red interna no tiene buen mantenimiento y, claro, no es tan fácil de mantener.
«Para mejorar  la distribución de agua interna y llevar agua al barrio nuevo y el Ministerio de Educación (en el sector YPF), el GCBA hizo un troncal de un metro de diámetro que terminaron el año pasado pero no hicieron ni tenían contratados los 8 empalmes entre el troncal y la red interna. De hecho estaban cerrados los frentes de obra con veredas y calle peatonal». 
En diciembre tuvimos el primer problema y se sucedieron reuniones técnicas en las que avisamos que tenían que hacer esos empalmes (que obviamente no hicieron).
El martes 5/5 por la tarde nos juntamos en AySA con el equipo completo de la Ciudad: Ministro de Obras Públicas, Ministra de Desarrollo Social, Secretario de Integración Urbana y otros.
En “amable” diálogo expliqué que tenían que resolver YA el tema y acordamos un plan de trabajo de 40 días.
Vale aclarar que desde AySA llevamos camiones cisterna de 12.000 y/o 15.000lts para cargar tanques o bidones cada vez que se solicitan, no importa si lo pide el GCBA o la oposición. AySA llega y llegó siempre con presión y caudal suficiente hasta los puntos de empalme con la red interna.