Politica

Masivo reclamo de Justicia por Santiago Maldonado

Miles de personas marcharon a Plaza de Mayo para reclamar que no se cierre la investigación judicial por la muerte del joven en el marco de un operativo represivo de Gendarmería. Tras el acto, Larreta se indignó por las pintadas en el Cabildo.

«Santiago estuvo desaparecido 78 días para aleccionar y amedrentar”, dijo Sergio Maldonado, hermano del joven que murió en el marco de un operativo represivo de Gendarmería y por quien hacer se reclamó Justicia, a dos años de su desaparición forzada seguida de muerte. En un masivo acto en Plaza de Mayo, con énfasis en exigir que no se cierre la causa que investiga cómo falleció, Sergio recordó a Santiago como un ser de luz que trascendió más allá de sus ideas anarquistas en un compromiso solidario con la madre tierra.

«El 25 de noviembre de 2017, mientras velábamos el cuerpo de Santiago, la Prefectura asesinó a Rafael Nahuel. Este Estado mata una persona cada 21 horas», agregó Sergio sobre el escenario, según consignó Página 12. Lo acompañaban su esposa, su abogada, miembros de organismos de derechos humanos que organizaron el acto, y las Madres de Plaza de Mayo Tati Almeida y Nora Cortiñas, con quienes se abrazó.

«El Estado también les debe una explicación a ellas sobre sus hijos», apuntó, y no dudó en calificar al presidente Mauricio Macri como el máximo responsable de lo sucedido con Santiago, el 1 de agosto de 2017, cuando Gendarmería reprimió a la comunidad mapuche de Cushamen.

Incluso, advirtió que los hitos de la causa coincidieron con momentos electorales. «Cada vez que le pedíamos al juez que peritara los billetes, que ampliara los puntos de pericia de la autopsia para saber cómo, cuándo y dónde murió Santiago, que hiciera la reconstrucción de los hechos, nos respondía que lo haría cuando fuera oportuno. ¿Habrá sido oportuno no mencionar que se trató de una muerte violenta? ¿Fue oportuno que el cuerpo aparezca un 17 de octubre a dos días de las elecciones? ¿Y que el cierre de la causa haya sido poco antes del G-20? Me pregunto si la Justicia es justa o es la oportunidad de los oportunistas», planteó. Y le dirigió un comentario especialmente al negacionista Darío Lopérfido, ex funcionario macrista: «Son 30 mil, Lopérfido, y los ríos no van presos pero sí los genocidas».

En tanto, la marcha y la desconcentración se dieron en el marco de un fuerte operativo policial. Tras un acto masivo y pacífico, un grupo de personas realizó pintadas en el Cabildo. El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, sólo se refirió al caso por su preocupación por las paredes.

«Le acaban de enchastrar el Cabildo», le dijo el periodista oficialista Eduardo Feinmann, en una entrevista en vivo. «¿Hoy? Qué disgusto. No sabía, me estoy enterando en estos momentos, vengo de una reunión con vecinos… Con qué necesidad», dijo Larreta. Y agregó que los arreglos tendrán que ser pagados por el propio Gobierno, ya que «es difícil identificar quién lo pintó». «Esto hay que hacerlo vía judicial, no es que yo le voy a cobrar, hay que hacerle una demanda», remarcó.

Siempre preocupado por las paredes, señaló: «Hubo mucha gente que nos decía no valía la pena arreglar la Plaza del Congreso porque la iban a volver a romper. Yo les decía que no la podíamos dejar así porque era el símbolo de que nos ganaron. Se volvió a arreglar hace un año y medio y está divina. Vale la pena dar la pelea contra estos vándalos, al final se la terminás ganando».