Politica

Línea 144: crecieron un 48% las consultas por violencia de género

Entre el 20 de marzo y el 30 de junio hubo casi 20 mil contactos.

Fueron, en promedio, 193 llamados por día: ocho por hora. Esa fue la afluencia de consultas desde la Ciudad a la línea 144 entre el 20 de marzo -día que empezó la cuarentena obligatoria para contener el brote de coronavirus- y el 30 de junio. Es un aumento del 48% respecto del mismo período del año pasado: en 2020, durante esos 102 días, hubo 19.722 contactos con esa línea telefónica que brinda contención y orientación a víctimas de violencia de género.

Son cifras del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, que suma otro dato más respecto del aumento de las consultas. Durante la cuarentena hubo 1.502 contactos por violencia de género a «Boti», el bot de la Ciudad al que se puede acceder a través de WhatsApp y que deriva la consulta al equipo de psicólogas, abogadas y trabajadoras sociales que atienden en el 144. Esos 1.502 contactos quintuplicaron la afluencia de consultas que recibía el bot antes de que se habilitara la opción de acercarse por ese medio al equipo especializado en violencia de género.

«En promedio, antes y durante la cuarentena, el 30% del total de llamados se tipifica claramente como un caso de violencia de género. Esa proporción se mantiene. El resto de las consultas se vinculan a otras cuestiones judiciales, a algún tema de salud que la persona asocia a un escenario intrafamiliar, y en muchos casos finalmente sí se termina detectando un trasfondo violento«, describe Agustina Ciarletta, que encabeza la Dirección General de la Mujer de la Ciudad.

Según María Migliore, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, «se están registrando primeras consultas de mujeres que narran lo que les pasa y consultan si es un escenario de los que se tipifican como violencia, y eso puede tener que ver con que, en el contexto de pandemia, hicimos campañas de difusión especialmente en los barrios vulnerables para que se conozca la línea 144″. Ese espacio, en el que hay 35 mujeres que atienden el teléfono y se comunican al 911 si hay una emergencia que implique riesgo de vida, es en principio de contención y orientación: puede derivar a una comisaría especializada, a la Oficina de Violencia Doméstica o al Ministerio Público Fiscal.

Para contener a las víctimas de violencia de género -que en el 70% de los casos ocurre en sus hogares-, se inaugurará este martes un espacio en un gimnasio del club Nueva Chicago, de Mataderos, que se suma a otros refugios, hogares y centros de medio camino destinadas a estas mujeres. Actualmente, la Ciudad cuenta con 154 plazas en sus espacios: el centro de Mataderos sumará 30. Las mujeres podrán ir con sus hijos si así lo necesitan.

«Los centros que ya teníamos están en un 60% de su ocupación. Están más a tope los centros de medio camino -donde un equipo interdisciplinario acompaña la vida cotidiana de una mujer en su casa o su eventual egreso autónomo de allí- y además no está previsto ocuparlos al 100% porque deben mantenerse reglas de distanciamiento social», explica Ciarletta vía Zoom en una conferencia de prensa de la era pandémica.

Según sostiene la funcionaria, los llamados al 144 crecieron en todas las comunas, pero se destacó la 5: Boedo y Almagro. «Esta es una vía para que las mujeres sepan que el Estado está presente, a través del teléfono, de un chat si no pueden hablar porque quien las violenta está encerrado con ellas, o de espacios previstos para contenerlas», suma Migliore. El bot está disponible en el 11-5050-0147.

“El aumento de llamados al 144 durante el aislamiento pone en evidencia que muchas mujeres sufren violencia en sus propias casas y se ven afectadas por la situación de cuarentena. En la Ciudad estamos sumando esfuerzos para acompañarlas», dice el jefe de Gabinete porteño Felipe Miguel. «Estamos trabajando en distintas políticas que impliquen una perspectiva de género: desde que los proyectos de economía social en los barrios vulnerables pongan el foco en la mujer hasta revalorizar y redistribuir las tareas de cuidado», suma Migliore. En los bolsones que se repartieron en barrios vulnerables, según la ministra, se incluyó información sobre la línea 144.

En los casi 110 días que lleva el aislamiento social preventivo y obligatorio, afirma Migliore, hubo un caso de coronavirus en las instalaciones que el gobierno porteño destina a víctimas de violencia de género: fue un asistente del lugar. «Inmediatamente se aisló a todos los contactos estrechos y se hizo el seguimiento correspondiente», asegura Migliore.