Politica

Larreta subejecuta año a año un programa que subsidia a hogares pobres con hijos menores

Se trata de Ciudadanía Porteña. Está destinado a hogares que están bajo la línea de pobreza o de indigencia, pero viene siendo subejecutado pese a que se agravó la situación social en los últimos años.

La crisis socioeconómica se agravó desde 2018 a nivel nacional y también en la Ciudad. Sin embargo, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta viene subejecutando año a año el programa destinado a subsidiar hogares bajo la línea de la pobreza o la indigencia: Ciudadanía Porteña.

Según datos del INDEC del tercer trimestre de 2019, en la Ciudad hay 595 mil personas bajo la línea de pobreza y 169 mil bajo la línea de indigencia. Si se toma por hogares, son 191 mil hogares bajo la línea de pobreza. El programa «Ciudadanía Porteña con todo Derecho» llega a un universo menor. Según señaló el Ministerio de Desarrollo Humano al periodista Werner Pertot, de Página 12, alcanza a 38.401 hogares que, a su vez, representan a 101.673 personas. Según los funcionarios PRO, esto implica un crecimiento con respecto a 2018 de un 8 por ciento.

Pero los números no coinciden con los que brindó el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, a la Legislatura en enero de este año, cuando señaló que eran 36.967 familias (99.363 personas alcanzadas). Ni con los datos que en agosto de 2019 envió la Dirección General de Atención Inmediata ante un pedido de información pública del Ministerio Público de la Defensa: allí hablaban de 35.235 hogares, que representaban a 96.579 personas.

En cualquier caso, el número es inferior a los 44.661 hogares que el programa alcanzaba en 2016 (154.498 personas) y mucho más bajo que los 63.075 hogares (225.135 personas) que el programa asistía en 2011.

El programa da un subsidio a hogares pobres o indigentes con hijos menores de edad o un adulto mayor a cargo, que se calcula en base a la canasta básica alimentaria del INDEC. El jefe de Gabinete porteño explicó que, en promedio, los beneficiarios reciben tan sólo 4507 pesos.

A las críticas opositoras por la caída de la cantidad de beneficiarios, que fue sostenida por lo menos hasta 2018, se suman datos sobre la ejecución presupuestaria del programa: de acuerdo a información recabada por el equipo de la legisladora Claudia Neira –y consignada por Página 12- en los primeros cuatro años de Horacio Rodríguez Larreta el programa fue subejecutado (con un pico en 2017):

*En 2016, la subejecución fue de un 28 por ciento. Tenía presupuesta 1.246 millones y se utilizaron 898 millones.

*En 2017, se subejecutó un 37 por ciento de las partidas de Ciudadanía porteña: de los 1.890 millones se usaron 1.192 millones.

*En 2018, tenían presupuestado 2.112 millones y se usaron 1.757 millones. Un 17 por ciento de reducción. En 2019, el presupuesto fue de 2.467 millones y al tercer trimestre -último dato disponible- había ejecutados 2.144 millones.

«Larreta puede y debe otorgar un bono a los beneficiarios de Ciudadanía Porteña y generar un refuerzo alimentario similar al que Nación otorga mediante la tarjeta alimentaria», planteó Neira. En el proyecto de ley que presentaron junto con María Rosa Muiños, con el respaldo del bloque del Frente de Todos, propusieron dar por única vez un bono equivalente a un mes del programa y generar un refuerzo al programa.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano, señalaron que solo tienen previsto cumplir con la ley actual. «Larreta no debería siquiera esperar a que la ley que presentamos se trate: debería hacerlo ya porque el hambre no espera. El programa tiene los recursos para hacerlo porque viene siendo subejecutado desde hace años y, sin embargo, este año previó 77 por ciento de aumento. La Ciudad tiene que tener políticas contra el hambre para sus programas sociales, así como la Nación las tiene para la AUH», remarcó Neira.