Politica

Larreta sobre la baja en la coparticipación: «Confío en la palabra del presidente»

El jefe de gobierno porteño cree que el Presidente, a su regreso de la gira europea, buscará consensuar con la Ciudad.

Horacio Larreta confía en Alberto Fernández. El jefe de gobierno porteño cree que el Presidente, a su regreso de la gira europea, buscará consensuar con la Ciudad el ya anunciado recorte que la Nación quiere hacer, en los fondos que envía a la Capital Federal.

«Confío en la palabra del Presidente, que dijo que todo va a ser consensuado y conversado. No sólo no buscamos un conflicto sino todo lo contrario”, aseguró Larreta a radio Mitre, en una breve intervención periodística, en la que dijo no creer que el recorte sea de unos 35 mil millones de pesos.

«Espero que el tema no se complique, pero todo lo que escuché por ahora son trascendidos periodísticos; escuché muy claramente al Presidente, que dijo que todo lo que haga el Gobierno Nacional con la Ciudad será consensuado y conversado», subrayó el dirigente de Juntos por el Cambio.
De paso, Larreta le recordó a la Casa Rosada la «actitud muy colaborativa» que la oposición tuvo en el marco del debate parlamentario del proyecto de Restauración de Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa, impulsado por el oficialismo y convertido ayer en ley por el Senado con una votación unánime.

La discusión que propone Nación -y que la Ciudad está dispuesta a tener- gira en torno a los fondos que Macri le otorgó a Rodríguez Larreta cuando le cedió la Policía Federal. Altas fuentes oficiales adelantaron a Clarín que a priori «se sobredimensionó» la cifra. «Se tomaron como promedio los sueldos más altos, finalmente se transfirieron menos efectivos y se incluyó en los gastos que se imputan a la función de Seguridad que nada tienen que ver con el traspaso de la Policía en sí», cuestionaron.

En tanto, desde la Ciudad defendieron el cálculo que se hizo en 2016, pero aceptan abrir el debate: «Está muy bien que se analice en detalle los números del traspaso».

Hasta ahora, los contactos estuvieron a cargo de Eduardo De Pedro, Silvina Batakis y el jefe de asesores presidencial, Juan Manuel Olmos, de un lado: y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; y el ministro de Hacienda, Martín Mura; los delegados porteños.

«Lo que recibieron de más justifica ampliamente el punto de copa del que se habla», insisten en Nación. Hablan de decenas de miles de millones de excedente en el período 2016-2019. Y enumeran «otras transferencias discrecionales» que se dieron durante la gestión macrista: terrenos y créditos para la construcción del Paseo del Bajo, el traspaso del juego y la reducción del aporte de la Ciudad al Hospital Garrahan (del 50 al 20 por ciento) En el Gobierno porteño justifican que el Paseo del Bajo «es una obra que beneficia a todos los argentinos» porque se incrementó un 20% el flujo de ingreso de camiones al Puerto de Buenos Aires; exponen que es potestad de cada distrito gravar los juegos de azar en su territorio; y enmarcan el crecimiento de la responsabilidad de Nación en el Garrahan a partir de la decisión de ampliar su orientación federal: señalan que apenas 2 de cada 10 pacientes residen en la Capital.