Politica

Larreta dividió la Ciudad y delegó parte de la campaña a un radical y un socialista

El jefe de gobierno repartió la campaña en cuatro zonas geográficas: sur, norte, centro y oeste.

Los números arrojados en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias dieron como ganador a Horacio Rodríguez Larreta. El jefe de Gobierno teme que Matías Lammens pueda aumentar el caudal de votos y necesita intensificar la campaña para tratar de evitar un inminente balotaje.

Larreta pensó una estrategia similar a la que utilizó con el cierre de listas, donde delegó lugares estratégicos a otros espacios a los que les asegura escaños en los parlamentos. Ahora, el mandamás capitalino, repartió en cuatro zonas geográficas la campaña y en cada una de ellas (Sur, norte, centro y Oeste) hay un referente político.

En el norte y en sur hay dos hombres del Pro, Facundo Carrillo y Diego Santilli, mientras que el centro y el oeste, son manejados por Emiliano Yacobitti (radical) y Roy Cortina (socialista).

“En 12 años de gobierno del PRO en la Ciudad, es la primera vez que en una campaña, tienen lugares de poder y decisión políticos que no son del PRO. Esto fue ideado por Larreta ante la necesidad de sumar puntos en varios lugares claves de la Ciudad para ganar en primera vuelta”, le dijo a Data Ciudad un legislador del oficialismo.

El centro de la Ciudad tiene a Yacobitti y a Lousteau muy involucrados en la campaña y tienen autonomía para tomar decisiones. Allí buscan consolidar el voto radical y de la clase media, descontenta con el PRO y disconforme con el Frente de Todos.

Lo mismo sucede en el oeste de la Ciudad con Roy Cortina, que tiene la tarea de profundizar el trabajo en barrios como Liniers, Floresta y Villa Devoto. Esa independencia que Larreta les da, los obliga a trabajar a conciencia y a tener resultados positivos, que el futuro, los pueden hacer crecer de la estructura de Juntos por el Cambio.

Cabe recordar que no todo es color de rosas entre el radicalismo y el macrismo en la Ciudad. Pero a pesar de que están unidos a la hora de hacer campaña y que tienen como objetivo común ganar la Capital en octubre, el tema legislativo generó las rispideces que se preveían, es que los radicales, no quieren formar parte de un mismo bloque oficialista, sino que buscan mantener su autonomía y ser parte de un interbloque con Vamos Juntos.

Sin embargo, Rodríguez Larreta quiere armar el nuevo bloque de Juntos por el Cambio, con todos sus aliados, (la Coalición Cívica, Confianza Pública, Radicales en Cambiemos, al Socialismo y a Evolución), y que a partir del 10 de diciembre cambie de nombre con la asunción de los nuevos legisladores.

Las expectativas del jefe de gobierno, por el momento, no llegarían a buen puerto porque el radicalismo de Evolución quieren funcionar como un interbloque con autonomía propia. “Nosotros vamos a apoyar la futura gestión de Larreta, pero no nos podemos fusionar en un solo bloque porque tenemos autonomía y criterios propios”.

Los radicales no comparten esta idea y por ahora solo aceptan la conformación de un interbloque. “La única posibilidad de que haya un bloque único es que Larreta pierda la Ciudad y nos convirtamos en oposición”, le dijo otro legislador al mismo medio.