Politica

La variables que Larreta deberá despejar en el año electoral

El jefe de Gobierno deberá decidir junto a la Casa Rosada la estrategia electoral para un año clave en Cambiemos.

El rechazo a una posible candidatura en la Ciudad de Elisa Carrió, desbarató los planes del oficialismo porteño.

En 2019, la ciudas volverá a elegir senadores nacionales, un cargo que se renueva cada seis años. Por ahora, el jefe de Gobierno y su equipo de trabajo parecerían no tener plan B.

Sin embargo, los plazos electorales comenzarán a acelerar la danza de nombres en un primer semestre que estará cargado de definiciones, entre ellas, si Larreta termina unificando las elecciones porteñas con las nacionales tal como está previsto y pretenden desde el comando electoral conducido por Marcos Peña.

Otro elemento a tener pen cuenta será la conformación de Cambiemos. Con solo la firma de una carta de intención, las fuerzas políticas que conforman Cambiemos a nivel nacional deberán amalgarse en tierras porteñas, con una UCR que se muestra díscola, al menos desde lo discursivo.

Al mismo tiempo, la presencia de Martín Lousteau es otra incognita a despejar. El ahora diputado coquetea con una PASO presidencial con Mauricio Macri, un escenario difícil de imaginar. Sin embargo, los movimientos electorales del ex embajador siguen siendo un incógnita a despejar. Su abaníco de posibilidades van desde una PASO presidencial, hasta una candidatura por una senaduría, pasando por volver a competir por la jefatura de Gobierno y directamente no meterse en la arena electoral.

Por último, Diego Santilli deberá resolver su situación. De compartir fórmula con Larreta nuevamente, quedará inhabilitado para competir en 2023 por una posible sucesión. En ese escenario, algunos especulan que la posibilidad de que Carolina Stanley sea la compañera de fórmula. Definiciones que comenzarán a aparecer, a partir de febrero.