Politica

La encrucijada de Santilli por su futuro político

El vicejefe de gobierno porteño y flamante titular de la cartera de Seguridad Diego Santilli tiene 60 días para definir qué rol ocupará en las próximas elecciones.

Es de público conocimiento que Horacio Rodríguez Larreta irá por la reelección y aunque en los planes del jefe de Gobierno estaría Soledad Acuña como compañera de fórmula,  pero la imagen negativa que ha tenido la ministra de Educación debido a las últimas decisiones políticas que ha tomado en el último tiempo como  la creación de la UNICABA, el cierre de las escuelas nocturnas, el traslado de la escuela de Cerámica N° 1, la falta de vacantes, el recorte presupuestario, etc, ha generado que Larreta revea si es la persona adecuada para acompañarlo en la plataforma electoral.

Tal es así que el acutal vicejefe de gobierno quedó entre las espada y la pared. Es que Diego Santilli y Horacio Rodríguez Larreta ya acordaron que definirán a fines de febrero y principios de marzo si «el colo» volverá a acompañarlo como vice en la boleta de la Ciudad, aunque se sabe que el presidente de la Legislatura no querría acompañarlo.

La idea de patear la definición de la candidatura de Santilli para febrero o principios de marzo, no por casualidad apunta a esperar otra definición mayor del macrismo: El eventual desdoblamiento de las elecciones de la provincia de Buenos Aires, que impulsa la gobernadora María Eugenia Vidal y resiste Marcos Peña.

Debido a la baja de Martín Ocampo como ministro de Seguridad luego de los incidentes en la final de la Copa Libertadores, Santilli absorbió el cargo lo que generó que desde Uspallata comiencen a pensar cómo se reorganizará el organigrama del PRO de cara a las próximas elecciones.

La idea del gobierno larretista es -en caso de definirse a que Santilli sea su compañero de fórmula- habrá que designar también en febrero a un nuevo ministro, convencidos de que el vicejefe de gobierno no puede encabezar una nueva campaña estando a cargo de esa área que podría ser usada en su contra ante el primer conflicto. En ese marco, ya empezó a sonar con más fuerza el actual secretario, Marcelo D’Alessandro, para ocupar ese puesto vacante.