Ciudad

La causa del policía desaparecido podría pasar a caratularse “desaparición forzada de persona”

La causa sobre el policía de la Ciudad desaparecido hace ya un año y medio no avanza.

Se cumplió un año y medio de la desaparición del policía de 27 años Arshak Karhanyan, quien fue visto por última vez el 24 de febrero de 2019, a las 14 horas en la avenida Rivadavia, en el barrio de Caballito. Poco se sabe de lo que sucedió con el efectivo de la fuerza de seguridad que trabajó en cibercrimen.

Su madre Vardush Davtyan y familiares reclaman respuestas y apuntan a las irregularidades en la investigación. La investigación penal está en la fiscalía de Santiago Vismara y el juez es Alberto Baños. La causa mantiene la carátula de “búsqueda de paradero”, el abogado de la familia es Juan Kassargian. Luego de meses de lucha la familia de Arshak logró ser querellante.

La querella solicitó a la fiscalía que se lleve a cabo un nuevo rastrillaje en las inmediaciones de la cancha de Ferro, en Paysandú y Rivadavia, donde se vio a Arshak por última vez. Si bien Vismara se lo solicitó al juez, Baños pidió que justifiquen el motivo de por qué consideran que “se hizo mal” el primero para poder habilitar un nuevo rastrillaje, por lo que el caso quedó estancado.

Ahora, la causa está encaminada para ser presentada en el Fuero Federal y la carátula podría dejar de ser “búsqueda de paradero” y pasaría a caratularse como «desaparición forzada de persona».

En tanto, la legisladora y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos Victoria Montenegro volvió a denunciar la responsabilidad del Gobierno de la Ciudad por la absoluta falta de respuesta ante la desaparición de Karhanyan.

Montenegro remarcó las gravísimas fallas de la Policía porteña durante la investigación. “No han quedado errores por cometer por parte de la Policía de la Ciudad. Los peritos que formatearon los teléfonos borraron todos los datos. Los registros de las cámaras que fueron entregadas a la causa no corresponden con los días solicitados. La Policía de la Ciudad debería haber sido apartada de la investigación desde el primer momento”, señaló la legisladora del Frente de Todos.

El jueves pasado Montenegro acompañó a Vardush Davtyan, mamá del policía, y a su abogado Juan Kassargian, se reunieron con el Secretario de Derechos Humanos de la Nación Horacio Pietragalla. El funcionario se sumó a la búsqueda y a intervenir a través de la Dirección Nacional de Políticas contra la Violencia Institucional.

Semanas atrás una junta pericial integrada por fuerzas federales dictaminó de manera categórica que en las pericias realizadas por la Policía de la Ciudad “no se han respetado las buenas prácticas de la informática forense”. La junta analizó los peritajes realizados en los celulares de los oficiales sospechados, así como en los teléfonos y computadoras de Karnahyan.

Montenegro viene acompañando a los familiares y amigos del oficial desaparecido desde el primer momento de su desaparición, ha presentado sucesivos Pedidos de Informes al Ejecutivo y un Habeas Corpus ante la Justicia. También ha planteado la situación de Karhanyan ante el jefe de Gabinete Felipe Miguel en más de una oportunidad. Sin embargo, el Gobierno porteño ha optado por el silencio y la inacción.

Karhanyan es especialista en sistemas y tecnología. Estuvo dos años en cibercrimen, luego pasó a otra oficina de investigaciones de la Policía de la Ciudad, llamada División Exposiciones. De allí fue derivado a la Comisaría de Caballito 7B donde estuvo dos meses hasta que desapareció.