Politica

Homenajearon al Padre Mugica, en el 45° aniversario de su asesinato

La misa estuvo celebrada por el padre Pepe Di Paola, junto a otros curas villeros.

Una gran cantidad de personas se reunió hoy en la parroquia Cristo Obrero, de la Villa 31, en Retiro. Se recordaban tres aniversarios, los 50 años de la creación de la Capellanía para el trabajo en Villas de Emergencia de la Capital Federal, el 45 aniversario del asesinato del padre Carlos Múgica y los 20 años de la vuelta del padre Carlos a la Villa.

Para celebrar la ocasión, los curas villeros de la Capital y Gran Buenos Aires dieron a conocer un acta, la que suscribieron en el lugar, donde comunican, cada uno a su obispo, la decisión de Constituir el Equipo de Sacerdotes para las Villas de Emergencia y Barrios Populares de la Ciudad y el Gran Bs. As.

La celebración comenzó con una Misa presidida por él cura Pepe Di Paola, acompañado en ese momento por unos 20 sacerdotes, (a simple vista faltaban varios por actividades en otros lugares), en la ceremonia se leyó el documento de la creación del Equipo, donde se afirma que, ante la grave situación del país, se requiere una “inteligente acción del Estado”, postulándose el reclamo del papa Francisco y de los Movimientos Populares, por Tierra, Techo y Trabajo. Luego se reafirma la necesidad de que los más pobres puedan acceder a una vida digna, por medio – entre otras cosas – de la “integración urbana”, definiendo el accionar de sus capillas y parroquias como “hospitales de campaña”, aspirando a la organización de la comunidad y repudiando cualquier intento de legalización de las drogas, destacando que la fuente de su accionar es “la religiosidad popular”, para concluir proclamándose como continuadores de la acción de Carlos Mugica.

Luego se descubrió una placa en el lugar donde descansan los restos del padre Mugica, para pasar a degustar un guiso carrero, antes de la actuación de Los Carbajales y el Padre Cesar y los Pecadores, entre otros.

Se observó una heterogenea presencia entre la numerosa concurrencia, pudiendo destacar a Juan Car, el presidente de River, D’Onofrio, familiares del padre Mugica, grupos con banderas paraguayas y bolivianas, delegaciones de ex Combatientes de Malvinas (los que entregaron una placa recordatoria en homenaje al padre Múgica), militantes gremiales, sociales y políticos, junto a otros núcleos identificados con la CTEP o el Movimiento Evita y vecinos de la Villa 31, los que expresaban sus reclamos contra el proyecto de urbanización propuesto por el gobierno de la Ciudad.