Politica

Frenaron las obras en el soterramiento del Sarmiento

Es debido a las fuertes restricciones presupuestarias y al recorte del gasto público. No habría fecha para que continúe la excavación del túnel, al que todavía le faltan 11 kilómetros.

El Gobierno decidió poner una pausa en la obra de soterramiento del ferrocarril Sarmiento debido a las fuertes restricciones presupuestarias y al recorte del gasto público. Tras esto, unos 100 trabajadores que se ocupaban en las tareas de excavación del túnel fueron suspendidos. El túnel cuenta con 7 kilómetros de obra y debía llegar a 18.

Según información del diario Clarín, también cesó la fabricación de anillos de cemento (dovelas) para el túnel y se suspendieron unos 20 contratos con proveedores del Consorcio Ghella y Sacde, que tenían a su cargo los 60 camiones que transportaban el barro que se sacaba del túnel y la provisión de insumos, como armazones de hierro y el cemento para las dovelas, entre otros.

Fuentes gremiales aseguraron al matutino que no hay fecha para que continúe con la excavación del túnel, al que todavía le faltan 11 kilómetros. A esto se le suma preocupación ya que consideran que al frenar la fábrica de dovelas se abre un interrogante sobre la continuidad de la obra entre Villa Luro y Caballito.

Según explican en el obrador, quedan unos 50 anillos en stock y se tendrían que seguir produciendo aunque la máquina esté en mantenimiento. «Nosotros teníamos 24 camiones, pero nos dijeron que los teníamos que sacar a todos, antes del 31 de enero. Así que ya no vamos más ahí«, dijo un ex empleado de Mautino Construcciones, que ahora está sin trabajo.

Desde el Gobierno nacional argumentaron que la obra del soterramiento «sigue en marcha», pero que continuarán con los trabajos subterráneos en la parte del túnel ya excavada. Sin embargo,  este miércoles tampoco operó ninguno de los tres turnos de la fábrica de dovelas porque el lunes unos 60 trabajadores recibieron un telegrama de despido. En la puerta del obrador, en la avenida Rivadavia 16927 (Haedo), había pintadas contra la medida.

A partir de la declaración de asamblea permanente se abrió un canal de diálogo entre el sindicato, la contratista y el Consorcio, y podrían retomar a algunos de los trabajadores. Aún están negociando y este jueves esperan una reunión con la cúpula de la UOCRA.

El consorcio del soterramiento está formado por la italiana Ghella, con el 71%; y la local Sacde (ex Iecsa, propiedad de Marcelo Mindlin), con el 29%. Ante los llamados de Clarín, el consorcio prefirió no hacer declaraciones.

A esto se le suma que unos 20 subcontratistas recibieron esta semana las notificaciones del Consorcio Ghella y Sacde con la suspensión en la fábrica de anillos de hormigón, en las obras de excavación del túnel y en el transporte de la tierra que se quitaba de ahí, entre otros proveedores. También ya se retiraron los containers y la hormigonera.

Hasta ahora la tuneladora avanzó 7 kilómetros y está a unos seis metros del obrador de Villa Luro, en Capital. Se espera que en las próximas semanas termine de cavar esa etapa y el 15 de febrero quede a cielo abierto para el mantenimiento, que demorará dos meses.