Politica

“El aislamiento social preventivo se extiende hasta que termine Semana Santa”

«Una economía que cae siempre se levanta, pero una vida que termina no la levantamos más», dijo Alberto Fernández.

Tal como había trascendido a partir de las recomendaciones del comité de expertos, el presidente Alberto Fernández anunció anoche la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta que termine Semana Santa, el domingo 12 de abril, ante la pandemia del virus Covid-19.

Lo anunció a última hora del domingo, acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo «Wado» De Pedro. Fernández hizo un pedido expreso a los sectores más vulnerables: que «respeten la cuarentena, porque el riesgo existe allí», y también para que «cuiden a sus mayores», que constituyen una de las poblaciones de riesgo de la enfermedad.

Desde la Residencia de Olivos, el mandatario advirtió que «la economía puede levantarse» pero «una vida no», y aseguró que el Estado «va a estar más presente que nunca». La conferencia se concretó después de una videoconferencia con los gobernadores y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Remarcó que el país «vive un momento de excepción» y pidió «no caer en el falso dilema de la salud o la economía».

«Una economía que cae siempre se levanta, pero una vida que termina no la levantamos más», sostuvo el mandatario y subrayó: «No estamos descuidando la economía, estamos haciendo muchas cosas, no sólo garantizando dinero en los sectores más empobrecidos sino también ayudando a las pymes».

En ese tramo envió una advertencia a los empresarios en relación a los despidos conocidos en los últimos días, por caso por parte de la multinacional Techint, que echó a 1.450 trabajadores. «Voy a ser muy duro también con los que despiden gente. Aquí nadie se salva solo. No podemos en semejante crisis desamparar a las personas dejándolas sin trabajo», destacó. Porque, aclaró, se trata de empresas que no perderán plata, sino que ganarán menos que de costumbre. «Muchachos, les llegó la hora de ganar menos», lanzó.

También subrayó que «más del 90 por ciento de los argentinos han cumplido con la cuarentena, se han quedado en sus casas y han protegido a sus hijos y adultos mayores, que son los que corren más riesgo entre nosotros».

«Al que no cumplió le pasó lo que dijimos que les iba a pasar», dijo en referencia a los procesamientos judiciales, una medida que justificó en la intención oficial de que «nadie ponga en riesgo la salud de la gente».