Politica

Dueños de bares piden que se habilite el 50% del interior de los locales

Además reclaman una prolongación del ATP y la quita de la doble indemnización.

A pesar de que las autoridades sanitarias advirtieron y cuestionaron la apertura de los bares en la Ciudad de Buenos Aires, al calificarlos como «espacios difíciles de controlar», la Asociación de bares autoconvocados de CABA envió una carta al presidente Alberto Fernández para exigirle mayores flexibilizaciones y permisos. En el escrito expresaron que de no recibir una respuesta inmediata “nos veremos obligados a un cierre definitivo y total de nuestros comercios”, e incluso amenazaron con “abrir las puertas sin respetar las normativas”.

Si bien desde el 1 de septiembre el Gobierno porteño habilitó la reapertura de la actividad gastronómica al aire libre, tras casi cinco meses en que los solo pudieron trabajar con delivery y la modalidad para llevar, (o take away), desde la Asociación consideran que “es insuficiente” y reclaman una serie de medidas para poder seguir funcionando, informa Página 12.

Entre los puntos del petitorio enviado al Presidente figuran: “Generar permisos provisorios y equitativos para habilitar nuevas veredas; autorizar el uso de patios, terrazas y veredas de forma inmediata; habilitar la apertura del 50% de la capacidad interna de los locales, en un plazo de 45 días y procurar un trato igualitario en el cumplimiento de las normas respecto a la utilización de espacios abiertos». Además, plantea que se continúe «con el apoyo del ATP hasta junio de 2021«. La carta también iba a ser enviada al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

Al mismo tiempo, los empresarios del sector gastronómico reclamaron «una reducción en el impuesto sobre el valor agregado (IVA); mantener la prohibición de aumento de alquileres y desalojos hasta junio de 2021; ampliar el horario del take away de bebidas alcohólicas de 20 a 00 horas y de permanencia de los clientes sentados en el lugar de 00 a 2am”.

Por su parte, la Asociación aseguró que las medidas adoptadas por el Gobierno nacional para proteger el empleo en el contexto de la pandemia de coronavirus, como la prohibición de despedidos o la doble indemnización, pusieron “en peligro nuestra subsistencia o nos han llevado al cierre de locales. La prohibición para la reducción de personal, la imposición de la doble indemnización, imposibilidad de presentar quiebras, entre otros. Estas regulaciones claramente han generado una situación terminal, imposible de sobrellevar”, expusieron.

En ese sentido, aseguraron que “en caso de persistir con estos lineamientos”, se verán “obligados a un cierre definitivo y total de nuestros comercios o a tomar la postura actual de algunos colegas quienes para sostener la estructura de gastos han optado por abrir sus puertas sin respetar las normativas presidenciales”.

Por último, enfatizaron en la urgencia de su petición y advirtieron sobre las consecuencias si no reciben una respuesta inmediata: “En caso de no tomar medidas solicitadas, dejaremos caer las sociedades con todos lo impositivo y laboral dentro. Previamente a dicho recurso saldremos a manifestarnos públicamente por todos los medios existentes, de la injusticia que estamos viviendo por vuestra acción u omisión”, concluyeron.