Politica

Crece la preocupación por los alarmantes números de la economía

Luego de la difusión de la tasa de desemplo, hasta Margarita Barrientos expresó su preocupación por el crecimiento en la demanda de los comedores.

El INDEC difundió las cifras de desempleo días atrás y se encienden las alarmas: 9,1% es la cifra de desocupados mientras que un cuarto de la población activa busca empleo.

La cifra supera los dos dígitos cuando se trata de la periferia de los grandes centros urbanos.


En el Conurbano bonaerense la situación es por demás grave: el 11.4 % de la población económicamente activa no tiene trabajo y el 18.9 % tiene, pero necesita otro. La subocupación araña el 13 % y el 70 % de los subocupados necesitan otro ingreso.

A eso se le suma la inflación, la cual no puede ser domada por la actual administración ni siquiera con tasas elevadísimas y un programa monetario altamente restrictivo.

Enero arrancó con una inflación de 2,9% y febrero llegó al 3,8%. El rubro con mayor aumento es el de alimentos.

El presupuesto confeccionado por el Gobierno planteó una inflación de 23 puntos pero las estimaciones privadas la ubican entorno al 40% cuando aún no cerró el primer trimestre.

La preocupación ha escalado tanto, que hasta la referente social Margarita Barrientos, de buena sintonía con Mauricio Macri expresó su preocupación.

«Tenemos varios comedores en el interior y en la provincia de Buenos Aires y la gente concurre cada vez más. En Cañuelas, por ejemplo, teníamos 320 personas y ahora vienen casi 500», sostuvo la referente cuyo trabajo fuerte lo hace en Los Piletones.

En declaraciones radiales sostuvo que «está difícil, afecta mucho la falta de trabajo, eso es lo que nos dicen», relató, y confió que en el comedor «una vez por semana hacíamos milanesas y ahora eso lo estamos estirando porque también subieron los precios de los alimentos y de las tarifas».

«Pero tengo esperanza, siempre él (Macri) dice que tiene un as en la manga, y nosotros le decimos sáquela ya, por favor», agregó, una frase que pinta la situación que se vive en las barriadas más humildes.