Sociedad

Caso Pérez Volpin: sigue el cruce entre los acusados y esta tarde podría haber sentencia

La anestesista amplió su declaración y aseguró que el endoscopista ocultó información en su testimonio. Hoy llegan los alegatos y por la tarde podría conocerse el veredicto.

La anestesista Nélida Puente, una de las imputadas por la muerte de la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin, pidió ampliar su declaración tras los dichos del endoscopista, Diego Bialolenkier, también investigado como presunto responsable. La mujer aseguró que, en el marco del procedimiento médico, el profesional dijo “esto –por el endoscopio- no funciona”.

Puente ya había declarado y apuntado contra Bialolenkier, pero pidió agregar información tras el testimonio de él. Dijo estar “indignada” por lo que él supuestamente no contó. «Yo pensé que iba a decir la verdad, si lo juró por sus hijos», resaltó.

«Yo no conté un detalle en mi declaración, cuando escuché la alarma del monitor le levanté el brazo a la paciente, vi el abdomen duro y Diego miró y lo vio. Yo pensé que ese aire estaba en el tubo digestivo por eso le dije que salga», relató ante el juez. «Le digo¡Aspirá!, ¡Aspirá! para que saque el aire, y me dijo esto no funciona», declaró, según consignó La Nación.

En su testimonio del lunes, Bialolenkier negó que hubiera cualquier tipo de problema con el endoscopio. Puente planteó hoy que no funcionaba el aspirador de aire del aparato. Tras desmentir al endoscopista, la anestesista dijo: «Quiero pedirle perdón a la familia por no haber podido reanimar a Débora».

El principal conflicto entre los dos médicos es cuándo se produjo la hinchazón de la paciente, porque indicaría en qué momento -y por quién- fue perforada en el esófago: si ocurrió durante el procedimiento endoscópico o en medio de las maniobras de la reanimación.

Puente sostiene que la hinchazón era evidente al momento de suspender la endoscopia. Bialolenkier asegura que no fue así. Y la testigo clave, la instrumentadora que presenció el estudio, no lo recordó del todo en un principio, y luego dijo que creía que había sido durante la reanimación.

Este viernes llegan los alegatos de cada una de las partes y los pedidos de pena para los acusados, Diego Bialolenkier y Nélida Inés Puente, procesados por el homicidio culposo de la periodista y legisladora, que podrán decir sus últimas palabras en el marco de la causa. Y luego se espera el veredicto, que podrá darse hacia la tarde.