Sociedad

Caso Perez Volpin: la familia apeló el fallo que absolvió a la anestesista

La apelación busca revertir la absolución. «¿Qué hubiera pasado si Débora Pérez Volpin hubiera sido correctamente monitoreada por la anestesista?», se preguntaron los abogados de la familia.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 8 condenó al endoscopista Diego Bialolenkier a tres años de prisión condicional por el homicidio culposo de Débora Pérez Volpin pero su pena no será de cumplimiento efectiva. En tanto, la anestesista Nélida Puente fue absuelta. Ante esta decisión, el abogado de la familia Pérez Volpin, Diego Pirota, apeló la decisión judicial.

«La realidad, y la prueba lo demuestra, es que Puente no estaba controlando a la paciente acabadamente, y que si aquel brazo no se hubiera movido, Puente no hubiera advertido nada«, sostuvo en la apelación. La muerte de Pérez Volpin se produjo a raíz de un paro cardio respiratorio que, según peritos, fue ocasionado por perforación del esófago durante la endoscopia.

En la apelación aclararon que «los dos médicos que tuvieron trato directo con el cuerpo de la paciente, que le hicieron RCP, no vieron que la paciente tuviera electrodos, ni que hubiera algún monitor que mostrara el ritmo cardíaco«. Y cuestionaron: «¿Qué hubiera pasado si Débora Pérez Volpin hubiera sido correctamente monitoreada por la anestesista?».

«Aunque es una pregunta imposible de responder, podemos afirmar que la perforación provocada por Bialolenkier no se hubiera evitado, claro, pero quizás se hubiera advertido a tiempo -o con anterioridad- la descompensación sufrida por la paciente», señaló la querella.