Politica

Banderas, bocinazos y distancia social en la multitudinaria marcha contra el Gobierno

Los manifestantes, empujados por el sector duro de la oposición, se concentraron en el obelisco y en las plazas de las principales ciudades del país.

Se llevó a cabo esta tarde la marcha y el banderazo convocado por el sector más duro de Juntos por el Cambio, y que nació de una propuesta del actor Luis Brandoni. Muñidos de banderas argentinas en el día que se conmemora un nuevo aniversario de la muerte del General San Martín, y con el compromiso de guardar distancia social, que en este caso no fue cumplida a rajatabla, miles de ciudadanos salieron a las calles para protestar contra el gobierno.

La mayoría de las personas que decidieron manifestarse para expresar su disconformidad prefirió hacerlo desde su propio auto, para evitar la concentración en un punto específico, y expresar su disconformidad haciendo sonar las bocinas. De este modo, en la Ciudad de Buenos Aires se abarrotó la avenida 9 de Julio, ya que el punto de concentración es el obelisco.

La convocatoria, que desnudó diferencias fuertes en el seno de la principal alianza opositora entre los duros y los moderados, se hizo bajo la consigna de protestar por la extensión de la cuarentena, el rechazo a la reforma judicial y los problemas económicos que trae aparejado el aislamiento social obligatorio. También se apreciaron muchos carteles contra Cristina Fernández de Kicrhner, hubo quienes se manifestaron por la desaparición de Facundo Astudillo y hasta por las jubilaciones de privilegio.

La titular del Pro a nivel nacional, Patricia Bullrich, se mostró conforme con el resultado del 17A y expresó, al bajar del auto que la acercó al obelisco, que “vengo a decirle al Presidente que la cuarentena puede no existir para él, pero sí existe para miles de trabajadores, de gastronómicos, de gasistas, de plomeros, para un montón de gente que está, realmente pasándola mal, que está sisn trabajar”.

La exministra de Seguridad de la Nación también dijo que “no se puede hacer una justicia a la medida de la impunidad”, en referencia a la reforma judicial impulsada por el gobierno y que constituyó uno de los motivos principales de las marchas de hoy. Por último, Bullrich señaló: “Señor Presidente, mire, acá hay un pueblo reclamando, para que haya un país con Constitución, con justicia, para que haya un país donde todos los argentinos puedan vivir”.

La protesta se vio en varios puntos del país, y también frente a la Quinta Presidencial de Olivos, donde vive el presidente Alberto Fernández. Y fue uno de los lugares donde más se hizo sentir

El Pro había anticipado que institucionalmente no iba a convocar a la marcha, e incluso el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta dijo que él no participaría, se mostró hasta en desacuerdo con la convocatoria y aseguró que no habría una convocatoria oficial por parte del partido. Sin embargo, en la tarde de este lunes, desde la cuenta oficial del Pro se difundió un sugestivo Twitter que, mediante una frase de José de San Martín, invitaba a los ciudadanos a manifestarse.