Politica

Con los votos de Lousteau, se aprobó el Consenso Fiscal 2018

La Legislatura aprobó con 39 votos positivos y 21 abstenciones el Consenso fiscal que propicia acelerar la consolidación fiscal distribuir los fondos públicos equitativamente.

Se aprobó el Consenso Fiscal 2018, con 39 votos a favor (VJ, Evolución) y  21  en contra (UC, PS, BP, AyL, FIT, PTS), suscripto el 13 de septiembre pasado entre el Estado Nacional representado por el Presidente de la Nación Argentina, ingeniero Mauricio Macri, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, representado por el Jefe de Gobierno, licenciado Horacio Rodríguez Larreta, en conjunto con los gobiernos provinciales.

“Este acuerdo es otro paso importante en un proceso de diálogo interjurisdiccional (…) en el que se persiguen acuerdos factibles tendientes al desarrollo sostenido y equilibrado del país”, sostienen los fundamentos.

Desde Unidad Ciudadana explicaron que rechazaron “el Consenso Fiscal que tiene como objetivo trasladar parte del ajuste del Gobierno nacional a la Ciudad”.

“El pacto fiscal de la Ciudad lo votó solamente Cambiemos. Nadie de la oposición en la Legislatura porteña respaldó el plan de ajuste de Horacio Rodríguez Larreta , q aunque se quiera hacer el progre, sigue perjudicando a los porteños haciendo todo lo q Macri y el FMI ordenan”, arremetió la legisladora Andrea Conde.

El Consenso Fiscal 2018 propicia acelerar la consolidación fiscal, distribuir los fondos públicos equitativamente, y reducir desigualdades y asimetrías en el esquema de gastos y recursos públicos, en miras a la búsqueda de una economía más integrada, equitativa y solidaria.

En 2016 se suscribió un Acuerdo para un nuevo federalismo ratificado por la ley N° 27.260, con el objetivo de fortalecer el federalismo y lograr el equilibrio fiscal, a través del consenso y la resolución de conflictos que existían entre las jurisdicciones firmantes.

Ya en el 2017 se celebró el Consenso Fiscal, aprobado por Ley Nacional N° 27.429 y por Resolución de la Legislatura de la Ciudad N° 441, por medio del cual se prosiguió armonizar las estructuras tributarias de las distintas jurisdicciones de forma tal de promover el empleo, la inversión y el crecimiento económico e impulsar políticas uniformes que posibiliten lograr esa finalidad común.

Durante el debate del proyecto, la diputada Paula Villalba (VJ) sostuvo que “hablamos de seguir utilizando nuestro presupuesto en inversión social”. Desde la oposición, diputados criticaron la iniciativa. Fernando Villardo (AyL) expresó que “rechazamos este consenso porque es entre cúpulas de dirigentes, con objetivos de llevar adelante un programa de ajuste que genera un claro retroceso de las condiciones de vida”. En el mismo sentido se manifestaron otros diputados de izquierda considerando que “este paquetazo que discutimos hoy beneficia a los grandes empresarios” y que “el ajuste que le están haciendo pagar al pueblo argentino no tiene sentido ni futuro”.

El diputado Sergio Abrevaya (GEN) dijo que “en el marco de la reducción de subsisidos tarifarios nacionales, la Ciudad participa pagando la tarifa social. Si la ciudad decide subsidiar la tarifa social entonces va a pagar la ganancia de las empresas. No podemos avalar esto”. Finalmente, el diputado Hernan Arce (PS) resaltó: “Es un nuevo capítulo del consenso fiscal que ya habíamos rechazado el año pasado porque hace recaer el costo del ajuste en los sectores más vulnerables y significa un retroceso de nuestro distrito en los fondos coparticipables. Nos oponemos porque no estamos dispuestos a convalidar sometimiento de la ciudad al gobierno nacional. Van a estar convalidando que nos tiren el agua, la luz y el transporte público sobre los que la ciudad no tiene injerencia alguna”.