Ciudad

Santiago Roberto: “Los repartidores son unos de los trabajadores más precarizados actualmente”

El legislador porteño por el Frente de Todos dialogó con UrbanaBA y criticó el proyecto presentado por el oficialismo de la Ciudad para regular el comercio de las Apps de deliverys. Sus principales observaciones.

No es un proyecto que venga a regular las aplicaciones. Muy por el contrario, toma el tema de este comercio de las Apps como si fuera un problema de tránsito. Establece un montón de regulaciones principalmente para los mensajeros y repartidores y ninguna norma en beneficio de ellos”, afirmó Santiago Roberto, legislador porteño por el Frente de Todos, en una entrevista con el programa Otra Oportunidad emitido por Radio Urbana BA.

Es la segunda vez en dos semanas que la iniciativa presentada por el Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires no se tratará por falta de consenso de los bloques opositores. El proyecto escrito por los parlamentarios Marcelo Guouman (UCR-Evolución) y Cristina García (Vamos Juntos) se presentó por primera vez el 11 de junio. El documento ingresó por la Comisión de Tránsito y Transporte.

«Establece un montón de regulaciones principalmente para los mensajeros y repartidores y ninguna norma en beneficio de ellos”.

Roberto manifestó la postura del bloque opositor: “No entendemos cuál es la urgencia de tratar este proyecto”. Sin embargo, advirtió: “Es una oportunidad enorme para tratar estas nuevas tecnologías pero estableciendo principalmente condiciones para los que son principales beneficiados en esta cadena de comercialización, que son las Apps”.

El presidente de la Comisión de Trabajo de la Legislatura porteña explico que, “si bien la Ciudad no tiene competencia para establecer un marco de legislación laboral, si podría establecer otro tipo de normas”. Entre ellas, el legislador enumeró: “La obligación de entregar guantes, barbijos, alcohol en gel durante la pandemia para que los chicos no se contagien. Horarios de trabajo. Además, que estos repartidores tengan seguros, elementos de trabajo y de protección mínimos e indispensables que se provean exclusivamente por las apps”.

La semana pasada un repartidor de Rappi murió atropellado por un camión en el barrio de Caballito. Roberto explico que “el proyecto del Ejecutivo establece un registro en donde los chicos van a tener que inscribirse y pagar $1500 y los van a controlar de que cumplan las normas de tránsito”. En este sentido, criticó: “No es que va a obligar a que las empresas les den más elementos de protección y seguridad”.

“Es una oportunidad enorme para tratar estas nuevas tecnologías pero estableciendo principalmente condiciones para los que son principales beneficiados en esta cadena de comercialización, que son las Apps”.

La legislación respecto de las Apps –no solo en CABA, sino en todo el país– sigue siendo escasa y no contempla este tipo de actividades. El legislador habló de la relación que existe entre quienes entregan los pedidos y las empresas: “Hablan del repartidor como si fuese un empresario independiente en igualdad de condiciones que las aplicaciones y las mensajerías. No quieren dar a entender un vínculo laboral. Y claramente, le pongamos el nombre que le pongamos, son trabajadores”.

Según el diputado porteño, el Ministerio de Trabajo de la Nación “está trabajando en un estatuto que va en el sentido contrario de lo que pretende imponer el Ejecutivo de la Ciudad”. Asimismo, anticipó: “Claramente establece que es un marco de trabajo de relación de dependencia y las aplicaciones, como empleadores, deben garantizar un marco de seguridad como cualquier trabajo”. Además, aseguró que tanto legisladores oficialistas como opositores que integran la Comisión de Trabajo están reuniéndose en conjunto con el Ministerio de Transporte de la Ciudad “para ver si se puede llegar a un texto consensuado”.