Ciudad

Bochini, homenajeado en la legislatura porteña

Más de 400 personas, incluyendo hinchas de Independiente, estuvieron presentes en la ceremonia.

En el marco del día del futbolista argentino, la legislatura porteña, con el diputado Gonzalo Straface a la cabeza, homenajeó ayer a Ricardo Bochini, ex jugador de Independiente y la Selección argentina. Estuvieron presentes Daniel Bertoni, Eduardo Sacheri y Jorge Barraza, escritor de la biografía del Bocha.

El salón dorado aguardaba su presencia. Un video al final del pasillo mostraba sus mejores jugadas y goles y calmaba, así, la anisedad de algunos de los presentes. De vez en cuando giraban su cabeza para ver si llegaba. Muchos tenían sus celulares listos para sacarle una foto u filmarlo. Con el correr de los minutos, el murmullo que iba creciendo fue reemplazado por aplausos cuando Bochini apareció en el salón. «Bo, Bochini. Bo, Bochini» gritaban los hinchas, mientras él agradecía las muestras de cariño que recibía por parte de los fanáticos de Independiente.

Tras una breve introrucción del diputado Straface, quien tomó la palabra fue el periodista Jorge Barraza, autor del libro Yo, el Bocha, la biografía del ídolo del Rojo. «Junto con la editorial quisimos reflejar al Bochini más auténtico, sin alterar su lenguaje, su pensamiento, su sentido analítico crítico y comprometido», manifestaba.

Luego fue el turno de Daniel Bertoni, compañero suyo en la década del 70′. Los hinchas cantaban «Bochini, Bertoni, la hinchada pide goles», reviviendo un tradicional cántico de la hinchada del Rojo. Campeón del mundo con la Selección nacional en el 78′, se encargó de elogiar al «Bocha», a tal punto que pidió que la dirigencia de Independiente lo nombre Presidente Honorario y que el estadio Libertadores de América lleve su nombre. Además, reveló una anécdota en la que él estaba tirado en el piso, lesionado, y Bochini se le acerca y le dice «Dale, parate que nos perdemos de jugar».

Por su parte, Eduardo Sacheri, escritor, leyó un escrito que, en forma literaria, le rendía homenaje al Bocha, a quien luego le llegaría la palabra: «Fue un orgullo haber jugado 19 años en uno de los clubes más grandes del mundo. Tuve la suerte de integrar grandes equipos, con grandes jugadores, técnicos, dirigentes y con una hinchada muy exigente como la de Independiente porque quería que el equipo gane, pero, principalmente, que juegue bien al fútbol», contaba Bochini.

También habló del presente del equipo y decía que «Independiente no puede conformarse con jugar la Sudamericana. Tiene que jugar la Libertadores y competir por todo, como manda la historia grande del club».

Por último, le entregaron una plaqueta en reconocimiento a su trayectoria futbolística y, bañado en aplausos, se retiró de la sala firmando autógrafos y sacándose fotos.

Deja un comentario